Oppo ha traído a España la gama Reno 6 con el objetivo de batallar frente a los fabricantes que ofrecen alternativas económicas con elevadas prestaciones. El Reno 6 Pro es la mayor apuesta de la compañía china, mientras que el Reno 6, el móvil que hemos podido probar a fondo durante una semana, se posiciona como una alternativa económica para aquellos usuarios que quieren un smartphone bonito y elegante a un precio reducido, sin dejar de lado, además otras especificaciones. 

El aspecto del Oppo Reno 6 es muy llamativo. Destaca, principalmente, por el acabado de la parte posterior. La marca ha optado por una cubierta de cristal con un tono satinado que evita que las huellas se queden marcadas. El acabado, que está acompañado con un módulo fotográfico completamente de cristal, puede dar una impresión de fragilidad cuando se sostiene por primera vez en la mano. La sensación, sin embargo, desaparece tras varios minutos.

El Reno 6 cuenta con unos marcos de aluminio que adoptan un diseño plano muy similar al que vemos en los iPhone 13. Los bordes lisos resaltan mucho la silueta del terminal y lo hacen un móvil más premium y elegante, aunque también da la sensación de que sea más grueso. De nuevo, esa percepción desaparece al usar el smartphone durante unos minutos. Otro punto a destacar del diseño es el frontal, que apenas tiene marcos e incluye una cámara perforada ubicada en la zona superior de la pantalla. 

La pantalla del Oppo Reno 6

Y hablando de la pantalla; la de este Oppo Reno 6 es de 6,43 pulgadas y tiene una resolución Full HD+. Cuenta con un panel AMOLED, así como una tasa de refresco de 90 Hz que permite navegar por la interfaz con una ligera fluidez. La frecuencia de actualización de pantalla se nota, sobre todo, al hacer scroll en webs o al utilizar redes sociales. La pantalla AMOLED también permite integrar un lector de huellas dactilares en la pantalla, que ofrece un reconocimiento muy preciso y desbloquea el smartphone rápidamente.

En cuanto a la calidad del panel, la pantalla ofrece una muy buena interpretación de los colores y una nitidez excelente. La respuesta táctil es muy buena, y a nivel de confort visual es posible escoger diferentes opciones en los ajustes del sistema. Entre ellos, la posibilidad de activar un modo que adapta los tonos de la pantalla para proteger la vista o escoger entre una tonalidad más adecuada al gusto de cada usuario. 

Oppo apuesta por MediaTek y una batería que dura todo el día

El Oppo Reno 6 integra un procesador Dimensity 900 del fabricante MediaTek, que cuenta con soporte para redes 5G y está acompañado con 8 GB de RAM y 128 GB de memoria interna. Es una configuración más que decente para un dispositivo de este rango de precios. En la práctica, además, el rendimiento ofrece muy buenos resultados. El terminal brinda una buena experiencia a la hora de jugar, y las tareas más comunes, como navegación por internet o redes sociales, también las realiza con mucha fluidez. 

Al procesador le acompaña una batería de 4.300 mAh, que ofrece unos buenos resultados con uso medio. En general, es posible llegar al final del día con una sola carga, mientras que el tiempo de duración crece considerablemente al activar los diferentes modos de ahorro que Oppo tiene disponibles en ColorOS, su capa de personalización. El rendimiento, eso sí, puede verse perjudicado en estos casos. 

Así son las cámaras del Oppo Reno 6

El Oppo Reno 6 cuenta con una configuración de triple cámara que destaca por su sensor principal de 64 megapíxeles, así como una cámara ultra gran angular de 8 megapíxeles y otra cámara macro de 2 megapíxeles de resolución. Es una configuración muy común en smartphones con este rango de precios.

En este caso, el Reno 6 ofrece resultados notables en la mayoría de situaciones, pero sin destacar por encima de de su competencia. Las fotografías a plena luz del día son correctas en cuanto a brillo y detalle, y maneja muy bien la exposición. En algunas escenas, eso sí, tiende a saturar los colores. Sobre todo, aquellos más intensos.

En la fotografía nocturna, el terminal se centra en capturar un buen detalle en las zonas con mayor luz. Los resultados, sin embargo, son bastante pobres, sobre todo a nivel de color, que se pierde completamente en aquellas áreas menos iluminadas. La app de cámara cuenta con un modo nocturno que puede ayudar a conseguir algo más de brillo y color, aunque las diferencias no son abismales frente al modo automático.

La lente ultra gran angular, que tiene una resolución de 8 megapíxeles, también ofrece resultados correctos. El HDR, además, ayuda a potenciar un poco más los colores —que son poco intensos en algunas circunstancias— y a mejorar la exposición. Por otro lado, Oppo ha apostado por un sensor macro que permite tomar fotografías a corta distancia con resultados similares a la cámara angular.

El Oppo Reno 6, además, permite capturar vídeo en 4K con hasta 30 fps o en 1080p a 60 fps. Una función interesante relacionada con la grabación de vídeo es la posibilidad de aplicar un modo retrato, que desenfoca el fondo y centra toda la atención al sujeto con un recorte correcto, siempre y cuando los movimiento sean lentos.

¿Merece la pena el nuevo Oppo Reno 6? 

El Oppo Reno 6 5G llega al mercado a un precio de 499 euros para la versión de 8 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento interno. Está disponible en varios colores: Lunar Grey y Artic Blue. 

El nuevo móvil de Oppo es una opción ideal para aquellos usuarios que buscan un smartphone de diseño. Sus acabados premium, colores y la parte posterior con ese cristal llamativo, lo convierten en uno de los móviles más bonitos de su segmento. Su aspecto, eso sí, no es la única cualidad de este terminal. 

La pantalla del Oppo Reno 6 es otro de los puntos positivos de este smartphone, con una nitidez y un contraste que no deja indiferente a nadie y unos colores que permiten disfrutar de cualquier contenido. La experiencia visual, lamentablemente, se rompe a la hora de ver vídeos, series o películas con el audio de los altavoces integrados, que ofrecen un sonido pobre.

El Reno 6, además, destaca por su versatilidad en el apartado fotográfico. En especial, por las funciones y modos, como el vídeo con efecto retrato, la fotografía macro o el vídeo dual, que permite grabar vídeo con varias cámaras de forma simultánea. Flojea, eso sí, en algunos escenarios, como en la fotografía nocturna.

El problema con este Oppo no está en el teléfono en sí, sino en la competencia. El Reno 6 tiene ante sí duros rivales que ofrecen prestaciones muy similares a precios inferiores y, en algunos casos, prestaciones superiores a precios similares.

Lo curioso es que algunos de sus competidores más directos forman parte de la misma empresa matriz. El OnePlus Nord 2 es uno de ellos, que destaca por su rendimiento, carga y su apartado fotográfico a un precio de 400 euros. El Realme GT es otra de las alternativas más directas, una opción perfecta para aquellos usuarios que buscan un móvil para juegos que, además, cuesta 50 euros menos que el móvil de Oppo. Y también debemos incluir en esta ecuación el Xiaomi 11T, recién presentado por la marca china, con una autonomía bastante buena, un procesador más avanzado y otras serie de ventajas respecto al Oppo Reno 6.