En los últimos días, The Wall Street Journal publicó una serie de artículos muy críticos sobre Facebook que no pasaron desapercibidos. Ayer, específicamente, el reconocido periódico acusó a la red social de saber que Instagram es tóxico y daña a los adolescentes, y de no hacer nada al respecto. Dicha afirmación no cayó en saco roto y el Congreso de Estados Unidos decidió intervenir.

Según The Verge, dos senadores lanzarán una investigación sobre este tema. Se trata del demócrata Richard Blumenthal y la republicana Marsha Blackburn, quienes forman parte del panel del Comité de Comercio que se dedica a la protección de los consumidores. Los legisladores aseguran estar en contacto con un informante de Facebook y pretende obtener más testimonios relacionados a las publicaciones de WSJ.

El reconocido medio estadounidense fustigó a la compañía de Mark Zuckerberg por no actuar frente a los alarmantes resultados de sus últimos estudios internos. De acuerdo con el informe, las chicas son de las más afectadas por la toxicidad de Instagram. "Hacemos que los problemas de imagen corporal empeoren en una de cada tres adolescentes”, mencionaba un documento de Facebook que databa de 2019.

Lo que hizo The Wall Street Journal fue ponerle nombres y números a una situación que los mismos usuarios vienen denunciando desde hace mucho tiempo. La toxicidad en línea, que en realidad no es exclusiva de Instagram o Facebook, no nació de la noche a la mañana; pero esta parece ser la primera vez que existe voluntad política para enfrentarla. Si la investigación de los senadores estadounidenses da frutos o no, es una historia aparte.

Foto por Amir Hosseini en Unsplash

“Está claro que Facebook es incapaz de hacerse responsable. Los informes [...] revelan que el liderazgo de Facebook se basa en una mentalidad de crecimiento a toda costa, que valora las ganancias por encima de la salud y la vida de los niños y adolescentes”, declararon los legisladores.

La versión de Instagram para niños también está en la mira

The Verge también indica que un grupo de senadores y representantes demócratas envió una carta a Facebook en las últimas horas. En la misma se le pide a la compañía que abandone sus planes de lanzar una versión de Instagram para niños. Dicha iniciativa de Zuckerberg y compañía había provocado un fuerte rechazo en la opinión pública, pero desde la red social se negaron a cancelar el proyecto.

Por el momento, desde Facebook no han realizado declaraciones con respecto a la investigación que se impulsa desde el Congreso de Estados Unidos; y probablemente tampoco las haga. Estaremos atentos a las novedades en relación a este tema.