El director ejecutivo de Tesla, Elon Musk, dijo este viernes en un evento tecnológico desarrollado en Turín, Italia, que gracias a las nuevas plantas de semiconductores que se están construyendo la escasez de chips podría dejar de perjudicar a la industria del automóvil en el corto plazo.

"Se están construyendo muchas plantas de fabricación de semiconductores. Creo que tendremos una buena capacidad para el próximo año", indicó Elon Musk en una sesión conjunta con el presidente de Stellantis y Ferrari, John Elkann, en la Italian Tech Week en el Italian Tech Week.

Tesla es uno de los fabricantes de coches que mejor está manejando la crisis de los semiconductores. En julio de este año, Elon Musk reveló que pudieron reducir el impacto de la escasez de chips gracias a que reescribieron el software de sus vehículos y utilizaron componentes de proveedores alternativos.

“Pudimos utilizar chips alternativos y luego escribir el firmware en cuestión de semanas. No se trata solo de cambiar un chip. También tienes que reescribir el software. Así que fue un esfuerzo increíblemente intenso", dijo el director ejecutivo de Tesla en la presentación de resultados financieros del segundo trimestre.

Crédito: Italian Tech Week

Tesla y su inteligente estrategia para enfrentar la escasez de chips

Estos movimientos, prueba de la versatilidad de la compañía, le permitieron a Tesla mantener altos niveles de producción. Del otro lado, y afectados por la escasez de chips, gigantes de la industria como Daimler, BMW y GM, se vieron obligados a cerrar algunas de sus líneas de montaje, lo que impactó en miles de unidades menos fabricadas.

Pero, aparentemente, Tesla podría beneficiarse por la maniobra de uno de sus proveedores más grandes. Según recoge Teslarati, Samsung Electronics montará en Taylor, Texas, su nueva planta de producción de chips. La nueva planta de Samsung se ubicará a solo 40 minutos de la Gigafactory de en la que se produciría la Tesla Cybertruck.

Además, las declaraciones de este viernes de Elon Musk llegan poco después de que se dieran a conocer los planes del mayor fabricante de semiconductores para apaciguar la escasez de chips. TSMC asegura que está trabajando con "todas las partes interesadas" para ofrecer estabilidad en su cadena de suministro.

Además, confía en que sus planes de expansión, que incluyen una planta de semiconductores en Arizona, les ayudará a hacer frente a la escasez de chips. No obstante, el gigante taiwanés, que suministra componentes para coches, electrónica de consumo y más, no ha brindado fechas concretas.