Al parecer, Samsung pretende sumarse a la lista de proveedores de las nuevas baterías 4680 de Tesla. La compañía surcoreana está trabajando en el establecimiento de una línea de producción piloto para probar y verificar los acumuladores en el transcurso de este año, según publica The Elec.

La línea de producción en cuestión se ubicará en la planta de Samsung SDI en Cheonan, Corea del Sur. La misma tendrá una capacidad anual por debajo de 1 GWh, pero que se podría incrementar hasta alcanzar un número entre 8 y 12 GWh anuales. De todas maneras, la fabricación en masa no se llevaría a cabo en dichas instalaciones.

Si Tesla finalmente le da el visto bueno a Samsung como proveedor de baterías 4680, la intención de los asiáticos sería trasladar el proceso de manufactura a Malasia; más específicamente a su fábrica de baterías ya instalada en Seremban.

De acuerdo con el citado informe, Samsung no solo está trabajando en producir las nuevas baterías desarrolladas por la empresa de Elon Musk. También prepara una versión encargada por BMW que, al igual que la de Tesla, es un cilindro con un diámetro de 46 milímetros; sin embargo, la destinada a la automotriz alemana es un poco más corta.

Samsung le apunta a las baterías 4680 de Tesla y se suma a Panasonic y LG

Tesla

Que Samsung SDI ponga una parte importante de su interés en las baterías 4680 de Tesla no es casualidad. Ya otras dos compañías están trabajando con el fabricante estadounidense de coches eléctricos para cumplir con las expectativas de cara a la implementación de este nuevo tipo de acumulador.

Panasonic habría comprometido este año una inversión estimada en 700 millones de dólares para ampliar sus instalaciones en Japón para comenzar a producirlas masivamente en 2023. De hecho, a comienzos de junio el fabricante nipón envió a Tesla algunas muestras de sus 4680, como parte del proceso previo a su fabricación en serie.

En las últimas semanas, en tanto, LG también ha comprometido un desembolso de dinero considerable —450 millones de dólares— para añadir 9 GWh de capacidad de producción destinada a estas nuevas baterías en una de sus fábricas en Ochang, Corea del Sur.

Vale remarcar que Tesla ya está produciendo sus propias baterías 4680 e incluso ya las ha implementado en el Model Y que se fabrica en Texas, Estados Unidos. No obstante, los planes de la firma de Elon Musk son muy ambiciosos y se espera que también se adopte en otros modelos, como el demorado Cybertruck.

Tesla | baterías 4680 | Samsung

Así las cosas, los estadounidenses saben que aún dependen de terceros para cumplir con sus expectativas. No olvidemos que las baterías 4680 se presentaron en el Battery Day de Tesla, en septiembre de 2020. Durante su introducción, Elon Musk aseguró que estas nuevas baterías son cinco veces más densas y seis veces más potentes que las 2170, ofreciendo hasta un 15% más de autonomía en sus coches eléctricos.

Más proveedores, más baterías

Por lo pronto, que Samsung se sume a la lista de potenciales proveedores de baterías 4680 para Tesla tiene sentido. Esto hace resonar con más fuerza las palabras de RJ Scaringe, el CEO de Rivian, quien vaticinó que la escasez de baterías podría ser un problema muy grave en un futuro cercano, a medida que la demanda de coches eléctricos siga creciendo.

"Un pequeño desbalance en la demanda de semiconductores resultó en una compra compulsiva por parte de algunas multinacionales que terminó en una crisis que sigue afectando a muchas industrias, especialmente la de automóviles. Lo mismo sucederá con las baterías, pero exponencialmente más grave", dijo este año a The Wall Street Journal.