Durante una década, el Universo Cinematográfico de Marvel mantuvo su interés en Thanos. Sus breves apariciones y menciones en diferentes películas de la franquicia anunciaban una aparición triunfal. La promesa entre líneas se cumplió después de una década de seguir la transformación del Titán Loco en la criatura más despiadada del cosmos.

Ahora, la adaptación cinematográfica del mundo del cómic repite la la fórmula. Otra figura acaba de llegar al cada vez más poblado universo de personajes para convertirse en el villano central. Kang el Conquistador, o cualquiera de sus variantes, apareció casi por sorpresa en el último capítulo de temporada de Loki. Interpretado por Jonathan Majors, la versión más benigna del villano presentó en una larga escena explicativa su historia de origen. 

Marvel evitó mencionar su nombre, por lo que abrió las posibilidades de un largo recorrido en pantalla para llegar a su versión más letal. Al igual que ocurrió con Thanos, se trata del primer indicio de lo que será un recorrido largo hasta un final apoteósico.

Pero la gran pregunta es inevitable. ¿Qué tan necesario es un villano único para una narración interconectada? Es evidente que se trata de una manera en la que Kevin Feige se asegura unir todas las historias bajo un mismo objetivo. Pero a la vez, es un riesgo considerable. Después de todo, se trata de resumir y reconstruir todas las exitosas fases anteriores en otra versión de una guerra que cumplirá un recorrido específico.

Desde la aparición de Thanos, hasta su muerte, Marvel mostró a su villano en fragmentos de información. Las nuevas historias se preparan para un esquema concreto parecido. ¿Repetirá Kevin Feige sus mejores jugadas con Thanos? Al Titán Loco le vimos aparecer en contadas ocasiones. Las acostumbradas escenas post créditos le mostraron en su trono a punto de ir a la guerra, y al final llevando el guantelete. Por último y después de formar parte de las grandes películas que cerraron la fase, murió en una escena épica y notoria. 

Hubo algunos comentarios si algún otro villano de la franquicia podría sustituir a Thanos. Pero también si era realmente necesario que el Universo Cinematográfico de Marvel, en perenne expansión, requería de un enemigo único. La misma pregunta se plantea ahora con Kang el Conquistador. O mejor dicho, la recombinación de personajes que al parecer Marvel hará para crear a un único símbolo de mal. 

Un rostro, muchas historias 

En 2008, nadie podía imaginar el tamaño, la envergadura e importancia que tendría el Universo Cinematográfico de Marvel. Mucho menos, que se convertiría en un apoteósico acontecimiento. De modo que el esquema del gran malvado detrás de la cortina fue creado sobre la marcha. Y no siempre con buenos resultados. 

En realidad, una de las grandes quejas acerca de Marvel es sobre lo inofensivos o pocos convincentes que suelen ser sus villanos. Al contrario que sus héroes, plenos de dimensiones y matices, los malvados de la franquicia suelen ser una justificación para algo mayor. Recientemente, la película de Viuda Negra recibió críticas — y su guionista Eric Pearson, amenazas — por Taskmaster, una reinvención del villano del mismo nombre del cómic. Con un origen por completo distinto al de su par en papel, la fuerza maligna a la que se enfrentó Natasha Romanoff decepcionó. 

El Malekith el Maldito, de Christopher Eccleston, en la película Thor: El Mundo Oscuro incluso fue criticado por el propio actor. Lo mismo ocurrió con Ronan el Acusador de Guardianes de la Galaxia. Más adelante, el Ego de Kurt Russell también decepcionó en la secuela de la película. 

Date de alta en Disney Plus ahora y ahorra gracias a la suscripción anual, con la que podrás disfrutar de todo su catálogo de series y películas. Incluye acceso ilimitado a todos los estrenos y a Star. También podrás ver el contenido de Marvel y Star Wars y las grandes películas de animación de Pixar.

El problema parece radicar en que las fuerzas de mal en Marvel no son independientes de su villano central. De hecho, tanto Ronan como Loki sirven en algún punto a Thanos. Y los que no lo hacen son simples versiones de un antagonista débil contra algo más poderoso.

De hecho, en la serie Loki el escritor Michael Waldron parece hacer una explícita mención al problema. En su primer capítulo, Mobius deja claro que el motivo de la existencia del villano asgardiano es “sacar los mejor de los héroes”. Sea una crítica solapada o un juego de palabras ingenioso, lo cierto es que la frase resume al inconveniente que Marvel enfrenta a futuro. ¿Cómo balancear a los enemigos de los grandes héroes? Quizás creando amenazas que no sean puntuales, únicas o que sea un motivo forzado para unir la saga en un único discurso. 

Más allá del mal supremo en el Universo Cinematográfico de Marvel

En 1971, el volumen Captain America Annual # 1 de Marvel Comics se publicó con una ingente cantidad de información sobre el Universo. Uno de los datos más interesantes se mostró cuando Steve Rogers revisó el archivo de SHIELD que identifica a las grandes amenazas. El llamado Índice Abaddon identifica a una serie de peligros latentes, pero que de alguna forma tienen el mismo sentido del mal catastrófico.

En la lista, puede leerse la amenaza de Thanos y las Piedras del Infinito; Galactus, el Devorador de Mundos; el ser interdimensional Shuma-Gorath; la versión de Marvel del diablo Mephisto; o el Apocalipsis supremacista mutante. Incluso hay una sexta casilla vacía, que podría abrir la posibilidad a cualquier tragedia interplanetaria colosal. Pero el mensaje es uno: el mal es más complejo que un único villano.

Sin duda, incluir a dos villanos de envergadura podría atentar con la unidad del universo. Pero el hecho de que un único villano sea el centro motor de cualquier historia limita las opciones.

Con Kang el Conquistador, Marvel probará su fórmula exitosa. Pero lo que resultó un gran experimento con buenos resultados diez años atrás, puede no ser tan efectivo en la actualidad. Y aunque El que Permanece o sus variantes forma parte del el hilo conductor que podría traer a los 4 Fantásticos a escena, no parece suficiente motivo para ser un villano único. 

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.