El pasado 13 de junio el Hubble tuvo un problema con uno de sus ordenadores y tuvo que pasar a modo seguro. Desde entonces, la NASA ha tratado de encontrar una solución para que el telescopio espacial Hubble volviera al trabajo y pudiera recoger datos científicos de nuevo. Ha pasado más de un mes, pero por fin lo han conseguido: el Hubble vuelve a estar operativo, según ha explicado en un comunicado de prensa la NASA.

No es la primera vez que el Hubble se estropea. De hecho, hasta en cinco ocasiones el telescopio espacial ha recibido la visita de algunos astronautas para repararlo. Es más, se podría decir que ya no queda nada del Hubble original después de tantos arreglos y cambios de instrumentos.

Parece que el problema se encontraba en la fuente de alimentación de un ordenador clave. Este se encarga de controlar, coordinar y supervisar los instrumentos científicos del Hubble. Este fue el motivo por el que las herramientas del telescopio espacial pasaron a modo seguro. "Una serie de pruebas de varios días, que incluyeron intentos de reiniciar y reconfigurar el ordenador y el ordenador de reserva, no tuvieron éxito; pero la información recopilada de esas actividades ha llevado al equipo del Hubble a determinar que la posible causa del problema está en la Unidad de Control de Potencia (PCU)", señala la NASA en el comunicado.

El Hubble, inmortal

El telescopio espacial Hubble ha realizado más de 1,5 millones de observaciones del universo

Y al final han conseguido arreglar el fallo. Ahora, el telescopio espacial Hubble podrá seguir en funcionamiento. En estos más de 30 años de trabajo "ha realizado más de 1,5 millones de observaciones del universo y se han publicado más de 18.000 artículos científicos con sus datos", señala la agencia estadounidense.

"El Hubble es un icono que nos ha proporcionado una increíble visión del cosmos durante las últimas tres décadas", comenta en el comunicado Bill Nelson, administrador de la NASA. "Estoy orgulloso del equipo del Hubble, desde los miembros actuales hasta los antiguos alumnos del telescopio que se ofrecieron a prestar su apoyo y experiencia. Gracias a su dedicación y a su trabajo concienzudo; el Hubble continuará construyendo su legado de 31 años, ampliando nuestros horizontes con su visión del universo".

El Hubble fue lanzado en 1990 y, por el momento, se espera que siga en marcha aún unos cuantos años más. De hecho, aún no hay una fecha marcada en el calendario para jubilar al Hubble. Además, la NASA espera que pueda trabajar una temporada a la par que el telescopio espacial James Webb, que previsiblemente la NASA, la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés) y la Agencia Espacial Canadiense (CSA) lanzarán en el último trimestre del año. El Webb será el telescopio espacial más largo y potente de los que hemos enviado ahí arriba hasta ahora.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.