"Creo que las imágenes del telescopio espacial James Webb nos volarán la cabeza". Así ha hablado Günther Hasinger, director de ciencia de la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés), sobre la nueva misión junto con la NASA y la Agencia Espacial Canadiense (CSA, por sus siglas en inglés). Y es que el telescopio James Webb es una de las grandes misiones y el lanzamiento será en otoño de este mismo año.

Como decíamos, el lanzamiento está muy cerca. Aunque hasta un par de semanas antes no sabremos la fecha de despegue exacta, pero ya hay una horquilla para ello: entre mitad de octubre y principios de diciembre. El lanzamiento del telescopio espacial James Webb será desde el Puerto Espacial de Kurú, en la Guayana Francesa, y saldrá al espacio con la ayuda de un cohete Ariane 5.

¿Cómo es?

Antes de hablar más sobre el James Webb, centrémonos en qué es un telescopio espacial. Este tipo de telescopios son necesarios porque la atmósfera puede interferir o distorsionar las imágenes que se toman. Por lo que se contraponen a los telescopios terrestres que hacen sus observaciones desde la superficie de nuestro planeta. En definitiva, son importantes para poder mirar al cielo con más precisión que desde la Tierra; sobre todo en luz ultravioleta e infrarrojo.

Este nuevo telescopio "cuenta con un gran espejo segmentado de 6,5 metros que recogerá casi seis veces más luz que el Hubble", indican desde la ESA. Además, "también ha sido diseñado para trabajar con luz infrarroja". Por su parte, el Hubble apenas tenía un espejo de 2,4 metros. En definitiva, como dice la ESA: "Webb es el más largo y más potente telescopio espacial jamás lanzado".

Por otra parte, tanto el telescopio como los instrumentos tienen que estar protegidos de la luz y el calor del Sol. Este es el motivo por el que cinco capas lo protegerán y lo mantendrán "permanentemente a la sombra, donde se enfriarán a -233ºC", señala la agencia europea. Aunque MIRI alcanzará los -266ºC.

El telescopio James Webb estudiará tanto cómo se han formado como cómo han evolucionado el universo temprano, las galaxias, los agujeros negros, las estrellas, los sistemas solares, los exoplanetas y sus atmósferas

¿Qué verá el telescopio James Webb? El estudio del universo temprano es fascinante y puede ayudarnos a entender infinidad de procesos. Una de las cosas que hará este telescopio espacial es observarlo, lo que nos ayudará, también, a entender cómo ha evolucionado hasta llegar a este momento. También cómo se forman y evolucionan los agujeros negros y las galaxias entraría dentro de los fenómenos que estudiará el Webb. Estrellas, otros sistemas solares, exoplanetas y la caracterización de sus atmósferas también estarán bajo la vigilancia de este telescopio.

Diferencias con el Hubble

Foto por NASA en Unsplash

El telescopio espacial del que más hemos oído hablar es el Hubble. No es el único, pero sí nos ha dado imágenes preciosas y mucha información sobre el universo. Ahora, el telescopio James Webb vendrá a reemplazarlo. Aunque, como ha explicado Antonella Nota, científica asociada a ambos proyectos por parte de la ESA, en la rueda de prensa de este martes, "esperemos que el Hubble y el James Webb trabajen varios años juntos". Y es que hay una diferencia muy importante entre ambos telescopios.

"Haremos descubrimientos asombrosos con el telescopio James Webb"

El telescopio Hubble no usaba todo el infrarrojo, por lo que se ha perdido cierta información. Pero el nuevo usará "longitudes de onda más largas" para observar con una precisión "100 veces mayor". Esta novedad permitirá a los investigadores "mirar más allá del polvo" que hay en ciertas zonas del universo. Por lo que podremos "ver las estrellas de forma individual". Y, además, es "cien veces más sensible" que su predecesor, según han explicado Nota y Hasinger.

Instrumentos

Los instrumentos que mirarán el universo serán la cámara y el espectrógrafo de infrarrojo medio MIRI, el espectrógrafo de infrarrojo cercano NIRSpec; la cámara de infrarrojo cercano NIRCam y el sensor de orientación fina combinado FGS-NIRISS y el espectrógrafo de infrarrojo cercano sin rendija. "Haremos descubrimientos asombrosos con el telescopio James Webb", ha afirmado Nota.

El Hubble fue enviado al espacio en 1990 y desde entonces ha estado trabajando para darnos la información que hemos necesitado. Ahora, con la llegada del James Webb tendremos información todavía más precisa sobre el universo y la evolución de este. Además de otras imágenes espectaculares, aunque podrían tardar bastante tiempo en empezar a llegarnos. Y es que todavía tenemos que esperar a que se lance y que todo funcione correctamente en el espacio.