Los Superchargers de Tesla pronto estarán disponibles para usuarios de coches eléctricos de otras marcas, según confirmó recientemente Elon Musk. Y en las últimas horas fue el propio CEO de la compañía quien brindó algunos detalles con respectó a cómo funcionaría la apertura de su red de carga. La aplicación de Tesla para dispositivos móviles sería la clave.

Así lo mencionó el ejecutivo durante la presentación de los resultados financieros del segundo trimestre de 2021. Allí, el propio Musk indicó la estrategia que abordarían para que los Superchargers puedan ser aprovechados por vehículos que no sean de Tesla.

Básicamente, la app de Tesla se pondría a disposición de cualquier propietario de coches eléctricos. Al registrarse en la misma tendrían que ingresar una tarjeta de crédito y con ello sería suficiente para acceder a la red de carga.

Estamos pensando en una solución muy sencilla en la que solamente descargas la aplicación de Tesla, vas al Supercharger, indicas en qué puesto estás y conectas tu auto, incluso si no es un Tesla. Simplemente accedes a la app y dices "enciende el puesto en el que estoy, por esta cantidad de electricidad", y esto debería funcionar para casi todos los coches eléctricos de cualquier fabricante.

Elon Musk - CEO de Tesla

Los Superchargers estarían disponibles para todos los coches eléctricos a través de la app de Tesla

Que Tesla avance con la apertura sus Superchargers a coches eléctricos de otras marcas no es una decisión al azar. Ya en diciembre de 2020 comenzó a hablarse sobre el tema, y Elon Musk se ha mantenido firme en esta estrategia. Un dato no menor es que la red de carga le reportaría a la empresa unos 25 mil millones de dólares anuales, si se pone a disponibilidad de otras marcas.

En principio, la apertura de los Superchargers a vehículos eléctricos que no sean de Tesla se daría en mercados donde se utiliza el Sistema de Carga Combinado, conocido también como estándar CCS (Combined Charging System). Esto significaría que la disponibilidad de cargadores se daría antes en Europa que en Estados Unidos.

Como en territorio estadounidense Tesla utiliza un conector propietario, la compañía lanzará un adaptador para automóviles de otras marcas. El mismo estará disponible en cada puesto de la red de Superchargers, aunque también lo podrán adquirir los usuarios interesados.

La gran duda con respecto a esta iniciativa es cómo afectará a la ocupación de los casi 3 mil Superchargers de Tesla disponibles. De acuerdo con Elon Musk, el plan es adoptar un sistema más avanzado de precios dinámicos. Los mismos se aplicarían en estaciones específicas y se basarían en la velocidad de carga y el tráfico del momento. La intención de la compañía es incentivar que las sesiones de carga sean más breves, para que el uso de los cargadores sea fluido.