La Lady Sif interpretada por la actriz Jaimie Alexander regresó al Universo Cinematográfico de Marvel de la forma más inesperada posible. Después de un par de cameos en Agents of S.H.I.E.L.D, el personaje fue incluido dentro de la trama de la serie Loki

Y además, en una memorable escena en la que se rinde homenaje a las raíces mitológicas de ambos personajes. En la serie de Disney Plus, Lady Sif aparece en medio de un loop de tormento en la que reclama y golpea al dios de la mentira por cortarle el cabello. La versión mitológica de Sif sufrió un ultraje semejante, por lo que se trata de una escena que emparenta a la trama con relatos más antiguos.

La actriz mostró entusiasmo con una fotografía en su cuenta oficial de Instagram, en la que mostró el mechón de cabello cortado. Más tarde, incluyó en una de sus historias de la misma plataforma una imagen en la que aseguraba que “regresó para quedarse”.

Pero más allá de su aparición más que sorpresiva aparición, el regreso de Lady Sif deja claro que el Marvel tiene planes con el personaje. Después de dos apariciones exitosas en las primeras dos películas del Thor, la feroz y aguerrida guerrera desapareció del argumento de la franquicia. No obstante, al parecer su retorno se emparenta con la futura historia de Thor: Love and Thunder

'Loki' y el arma de la memoria 

Como recordarán los fans del personaje, Lady Sif fue exiliada por Loki en Thor Ragnarok, mientras este último se hacía pasar por Odin. De modo que su regreso en un loop temporal en el que golpea una y otra vez al asgardiano es un guiño malicioso. Mucho más cuando el breve arco narrativo obliga a Loki a romper otra de sus innumerables máscaras. “Soy un narcisista”, admite el dios de la mentira a una enfurecida Sif. “Tengo miedo de estar solo”, añade. La guerrera le contempla solo para añadir: “Estás solo y siempre lo estarás”. 

En Loki, de Marvel Studios, el voluble villano Loki (Tom Hiddleston) retoma su papel de Dios del Engaño en una nueva serie que tiene lugar tras los acontecimientos de Vengadores: Endgame. Kate Herron la dirige y Michael Waldron es el guionista principal.

Ver Loki en Disney Plus

No se trata de un diálogo explicativo, ni tampoco una reiteración de la ya conocida personalidad del personaje. En realidad, los escritores se han tomado la molestia de trasladar la esencia del mito nórdico en toda su extensión.

En la mitología nórdica, Lady Sif es la esposa de Thor. Una mujer fiel que le acompaña incluso en sus peores momentos. De modo que la selección de Lady Sif para poner el dedo sobre uno de los temores Loki es un giro de peculiar fuerza.

 De una u otra forma, parece ser una especie de encarnación del mundo asgardiano (y de Thor). Mucho más, cuando involucra los sentimientos del personaje que está a punto de vivir su primera historia de amor, al menos en el Universo Cinematográfico de Marvel. 

Lady Sif y su importancia futura

Disney Plus

Todavía no está claro que papel jugará la poderosa Sif en la venidera cuarta película de Thor. Lo que sí es evidente es que su regreso dentro de la serie Loki indica que Marvel recupera al personaje en todo su esplendor. Algo que podría beneficiar a la trama (de la que aún no se conocen detalles) de la película dirigida por Taika Waititi. Al parecer, el mundo asgardiano será algo más que un recuerdo de la nueva aventura del dios del trueno.

Date de alta en Disney Plus ahora y ahorra gracias a la suscripción anual, con la que podrás disfrutar de todo su catálogo de series y películas, acceso a los últimos estrenos, al catálogo de Star y a los mejores documentales de National Geographic.

Un detalle de interés es que Lady Sif podría ocupar un lugar más que importante en el venidero argumento. En el mundo del cómic, Lady Sif es la hermana de Heimdall, guardián del Bifrost, e incluso comparte alguno de sus dones.

Como se recordará, el guerrero fue asesinado por Thanos durante las primeras escenas del Los Vengadores: Infinity War. Por lo que es probable que los guionistas puedan utilizar la figura de Lady Sif para crear un vínculo directo con Asgard. Y como si eso no fuera suficiente, también quizás — y en el momento más inesperado — revelar su parentesco con el fallecido guardián.