Apple ha presentado sus resultados trimestrales con nuevos récords. La compañía ha incrementado en hasta 36% los beneficios respecto al mismo periodo del año anterior y con excelentes resultados en la gama iPhone gracias a los iPhone 12. Los de Cupertino, eso sí, advierten que los resultados del próximo trimestre fiscal, que coincide con el lanzamiento del iPhone 13, podría ser diferente.

Tim Cook, CEO de Apple, y Luca Maestri, director financiero de la compañía, han destacado en su habitual llamada a inversores que la escasez de chips podría afectar a las ventas del iPhone y iPad durante el próximo trimestre, que pertenece a los meses de julio, agosto y septiembre. Algunos productos de la marca, como los iPad o Mac, ya habían tenido problemas de suministro. No obstante, es la primera vez que Apple menciona a los iPhone como modelos afectados por esta situación.

"Esperamos que las limitaciones de oferta durante el trimestre de septiembre sean mayores que las que experimentamos durante el trimestre de junio. Las restricciones afectarán principalmente al iPhone y al iPad".

Luca Maestri, CFO de Apple.

Tim Cook también tomó la oportunidad para dar su punto de vista sobre la crisis de semiconductores que está impactando a la gran mayoría de las empresas tecnológicas productoras de hardware y otras, como las automotrices. “La mayoría de las restricciones en el suministro de componentes son los mismos que otros están experimentando. Lo clasificaría como una escasez generalizada en la industria”, explicó.

Tenemos alguna restricciones de componentes, además del hecho que la demanda ha sido inmensa, y mucho mayor a nuestras propias expectativas, por lo que es difícil obtener todas las partes necesarias para entregar producto en los plazos habituales de Apple. Es ambas cosas.

Además de las restricciones en el suministro de componentes que la compañía está experimentando, también han visto un incremento significativo en el costo del transporte. Aseguran que es mucho más de lo que pagaban antes.

Apple no es la única experimentando la crisis de semiconductores

Apple no es la única empresa experimentando una crisis de semiconductores. De hecho ha logrado esquivarla con relativa facilidad. Algunos otros, como los fabricantes de tarjetas gráficas, o consolas de videojuegos han visto una severa restricción en componentes, impidiendo suplir la demanda de producto.

También la industria automotriz lo ha sufrido significativamente. En muchos casos líneas enteras de producción de coches deben detenerse porque, a falta de algunos componentes para equipamiento de infoentretenimiento, no puede ser terminados de ensamblar y entregados a sus futuros propietarios.

De acuerdo a un análisis de Goldman Sachs, un total de 169 industrias se han visto afectadas por la crisis de semiconductores en mayor o menor medida. Además, podría ser responsable de una caída del 1% en el producto interno bruto de Estados Unidos durante 2021. Algunas compañías como Apple o Tesla han sorteado la crisis de semiconductores desarrollando diferentes firmwares para diferentes marcas de componentes similares. De esa forma, si hay escasez con alguna compañía proveedoras, recurren a otra.

iPhone, iPad y Mac: los problemas de suministro afectan a las grandes categorías de Apple

Apple, que continúa esforzándose para evitar problemas de stock y así satisfacer la demanda de los usuarios, advirtió tras la publicación de los resultados del Q2 2021 que los problemas de suministro afectarían a los ingresos de los Mac y iPad durante el tercer trimestre del mismo año. Auguraban pérdidas de entre 3 mil y 4 mil millones de dólares. Los resultados del tercer trimestre —pese a que el iPhone saca ventaja— muestran una tendencia algo más esperanzadora a la que pronosticó la compañía. No obstante, Maestri destaca que la situación empeorará en el actual trimestre.

Apple parece estar teniendo serios problemas con los suministros de las pantallas mini-LED. Esta tecnología llegarán a los próximos MacBook Pro y modelos de iPad. La compañía invirtió más de 200 millones de dólares en la compra de maquinaria necesaria para aumentar la producción de estos paneles y evitar retrasos en los envíos.