Cuando una fórmula funciona, es decir, si una manera de realizar algo consigue unos frutos muy satisfactorios, parece de lo más esperable que se repita en otras ocasiones. Los tres primeros filmes de Piratas del Caribe (Gore Verbinski, 2003-2007) fueron un éxito arrollador para Disney; no solamente en taquilla, sino también como largometrajes de aventuras: un espectáculo resplandeciente, entretenidísimo, vertiginoso e hilarante. Así, no puede extrañarnos en absoluto que, con Jungle Cruise (2021), se quiera insistir en sus ingredientes y estilo para hacer caja.

No en vano, también constituye la adaptación al cine de la atracción correspondiente de Disneylandia y con su mismo nombre. Y no cabe duda de que, ya sin la producción de Jerry Bruckheimer, han logrado reproducir en cierto modo, comme ci comme ça, las características de las andanzas del capitán Jack Sparrow (Johnny Depp).

Pero con un equipo creativo distinto al de su saga. Para empezar, el barcelonés Jaume Collet-Serra dirige el cotarro de Jungle Cruise. Es el responsable de La casa de cera (2005), ¡Goool! 2: Viviendo el sueño (2007), La huérfana (2009) o Infierno azul (2016); pero se le conoce sobre todo por cuatro decentes películas de acción encabezadas por Liam Neeson: Sin identidad (2011), Sin escalas (2014), Una noche para sobrevivir (2015) y El pasajero (2018).

Por otra parte, han contado con dos guionistas, Glenn Ficarra y John Requa, no muy distinguidos pero sí capaces de aportar mala uva a las interacciones y los diálogos de los protagonistas. Ahí están sus libretos para Bad Santa (Terry Zwigoff, 2003) o su ópera prima, Philip Morris, ¡te quiero! (2009). Pero al otro, Michael Green, se le deben los mejores de Logan o Blade Runner 2049 (James Mangold, Denis Villeneuve, 2017) y la serie American Gods (2017-2021), entre otras cosas.

De ‘Piratas del Caribe’ a ‘Jungle Cruise’

Disney Plus

Uno ve Jungle Cruise y reconoce sus similitudes con Piratas del Caribe muy fácilmente: el tono ligero, el ritmo vivo, las conversaciones hostiles y graciosas entre personajes semejantes que no se llevan bien, los intereses contrapuestos para hacerse con algo poderoso y oculto, las coreografías de acción y persecuciones, el entorno exótico americano e incluso la fantasía sobrenatural aplicada a individuos con muchos efectos visuales.

La combinación de todos estos elementos narrativos, claro, se puede afrontar con una chispa y un acierto grandes, más humildes o desangelados. La trilogía original de Gore Verbinski sobre el inolvidable Jack Sparrow fue una indiscutible conjunción de talentos que merece su triunfo comercial; y en el nuevo largo de Jaume Collet-Serra hay personas muy capacitadas y un empeño en remedar aquella concurrencia talentosa.

A años luz de la fórmula original

Disney Plus

Por desgracia, Jungle Cruise se queda a años luz de la misma. Pese al trabajo intachable pero no muy profundo de su elenco, desde lo que respecta a Dwayne Johnson (Ballers) como Frank Wolff, Emily Blunt (Looper) y Jack Whitehall (Good Omens) en la piel de Lily y MacGregor Houghton, pasando por Jesse Plemons (Black Mass) como el príncipe Joachim, Edgar Ramírez (Carlos), Dani Rovira (Cien metros) y Quim Gutiérrez (Primos) encarnando a Aguirre, Sancho y Melchor, hasta Paul Giamatti (El show de Truman) como Nilo Nemolato y Verónica Falcón (Ozark) de Sam.

Porque Jaume Collet-Serra no alcanza el virtuosismo audiovisual de Gore Verbinski, sino que cumple sin mayores pretensiones. Ni un compositor tan estimable como James Newton Howard (Señales) se acerca siquiera a las gloriosas e indelebles partituras de Klaus Badelt y Hans Zimmer para Piratas del Caribe.

Por supuesto, los espectadores pueden sentarse a ver Jungle Cruise en las salas de cine o frente a la plataforma de Disney Plus sin ningún reparo. Pasarán un rato agradable con su pasatiempo, tal vez sonrían o se carcajeen en unas cuantas escenas mientras los personajes de Emily Blunt, Dwayne Johnson —par con química— y Jack Whitehall corren de aquí para allá. Y, tiempo después, probablemente ni podrán acordarse de ella. Pero sin amargura ni arrepentimientos.

Date de alta en Disney Plus ahora y ahorra gracias a la suscripción anual, con la que podrás disfrutar de todo su catálogo de series y películas, acceso a los últimos estrenos, al catálogo de Star y a los mejores documentales de National Geographic.