Apple ya trabaja en un iPhone SE para 2022. Según los últimos reportes, será el móvil 5G más económico de la compañía y gozará de prestaciones similares a los modelos de más alta gama. Apple, sin embargo, parece que se niega a jubilar el chasis que llegó con el iPhone 8.

El medio asiático Nikkei asegura que el iPhone SE de 2022 llegará con el mismo tamaño de pantalla que la actual generación: 4,7 pulgadas. Incluirá, además, un aspecto idéntico al modelo del año pasado. Mantendrá, por lo tanto unos marcos pronunciados en el frontal, Touch ID y bordes ligeramente redondeados. Una estrategia extraña por parte de Apple, sobre todo, teniendo en cuenta que hay móviles Android por menos de 400 euros con un aspecto mucho más moderno.

Apple, eso sí, parece tener sus motivos. El diseño parece ser uno de los factores fundamentales para mantener un precio económico, sobre todo, teniendo en cuenta que el resto de especificaciones serán muy similares a las de un móvil de gama alta. Reutilizar el chasis del modelo del año pasado abarataría los costes de producción. Incluir el cuerpo del iPhone 12 o 13 mini podría ser una alternativa interesante, pero implicaría incluir Face ID, que a su vez cuenta con unos componentes que podrían incrementar el precio del dispositivo.

El iPhone SE 2022 no pretende competir en diseño

Por otro lado, y dado a que las especificaciones serán muy similares a las del iPhone 13, mantener un diseño menos llamativo o actual podría evitar que las ventas de los modelos superiores se vieran perjudicadas.

Apple tampoco necesitaría incluir un diseño que compita con el resto de terminales Android. Al fin y al cabo, la gama SE se plantea como una alternativa para aquellos usuarios que buscan gastarse poco dinero en un móvil, pero quieren disfrutar de las funcionalidades que ofrece la compañía. Entre ellas, FaceTime u otros servicios de Apple, que no están presentes en Android.

Finalmente, el iPhone SE, podría llegar con el chip A15 Bionic, así como con conectividad 5G. Anteriores rumores aseguraban que la compañía mantendría el chip A14 Bionic. Es decir, el mismo procesador que los iPhone 12. Una estrategia con poco sentido, dado que Apple suele optar por los modelos actuales de procesadores en sus iPhone.

Este modelo será, además, una alternativa para los usuarios que buscan un móvil compacto. Apple, recordemos no lanzará un iPhone 14 mini. En cambio, la compañía anunciaría un iPhone 14 Max, con pantalla de 6,7 pulgadas y especificaciones ligeramente inferiores respecto al modelo Pro Max.