Actualizar a Windows 11 podría no ser tan fácil como parece. El nuevo sistema operativo de Microsoft, además de elevar los requisitos mínimos de instalación, solicitaría TPM 2.0, una característica que brinda seguridad adicional basada en hardware, obligatoria desde 2016.

Si bien los datos encontrados en la versión filtrada de Windows 11 indican que se podría actualizar desde versiones anteriores como Windows 8, Windows 8.1 y Windows 10, esto podría complicarse debido a los requisitos de hardware.

Hasta el 24 de junio, día del gran evento de Microsoft, no se contará con información oficial de Windows 11. No obstante, la build filtrada a principios de esta semana deja en claro que los requisitos de hardware serán superiores a los de Windows 10.

Requisitos mínimos para instalar Windows 11

  • Procesador de 2 núcleos
  • 4 GB de memoria RAM
  • 64 GB de almacenamiento interno
  • Secure Boot
  • TPM 2.0

Los tres primeros requisitos no deberían ser un problema para instalar Windows 11 en ordenadores fabricados en la última década. No obstante, el panorama cambia con los últimos dos, Secure Boot y TPM 2.0, siendo este último el más complicado de conseguir en equipos con algunos años.

Secure Boot es un estándar de seguridad obligatorio desde 2013. Es un firmware encargado de verificar la firma de cada elemento del software de arranque, incluidos los controladores de firmware UEFI, las aplicaciones EFI y el sistema operativo.

Crédito: Windows Central

TPM era un estándar de seguridad opcional, pero desde 2016, la versión 2.0 se convirtió en obligatoria para certificar equipos con Windows 10. Esto quiere decir que, a partir de esa fecha, todos los fabricantes que deseen ofrecer compatibilidad con los recientes sistemas operativos de Microsoft, incluido Windows 11, deben incluirlo.

Se trata, básicamente, de un módulo de hardware diseñado para ofrecer mecanismos de autenticación seguros. Cuando estos se realizan a través de software, el acceso es vulnerable a posibles ataques, al ejecutarse a través de TPM 2.0 es mucho más difícil comprometer la seguridad de los datos.

¿Cómo saber si un equipo tiene TPM 2.0?

Resumidamente, si no se cuenta con todos los requisitos mencionados anteriormente, puede que Microsoft impida actualizar a Windows 11. En el caso del más complicado, TPM 2.0, es posible verificar si el ordenador lo tiene, siguiendo estos pasos:

  • Presionar Windows + R para acceder a Ejecutar.
  • En Ejecutar, escribir "tpm.msc" (sin comillas) y presionar Aceptar.
  • Una ventana mostrará el Administrador de TPM con información.

En caso de que el sistema indique que no se cuenta con este módulo de seguridad, aún queda una última esperanza para instalar Windows 11. Puede que TPM esté deshabilitado en la BIOS UEFI. Se podrá activar desde la configuración del Setup de cada ordenador.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.