Netflix continúa su expansión dentro del universo anime. La plataforma anunció el pasado 10 de junio que sumará nuevas producciones. Habrá terror, más sobre Godzilla, el rescate de alguna obra clásica, entre otras cuestiones. 

No es el primer paso de Netflix en esta dirección, dentro de este mercado del entretenimiento. En la actualidad cuenta con una base de clásicos que ha ido incorporando a través de los años. Algunos de ellos son Saint Seiya (Los Caballeros del Zodiaco), Fullmetal Alchemist, el reciente estreno de dos películas sobre Sailor Moon o prestigiosas producciones como El viaje de Chihiro.

A esto se suman otras producciones más recientes, como el boom generado por Demon Slayer (Kimetsu no yaiba) y Ataque a los titanes (Shingeki no kyojin), o trabajos aún más de nicho, como Kakegurui. Los ejemplos son diversos y evidentes: a Netflix le interesa llegar a los distintos públicos que habitan dentro del anime.  

¿Cuáles son las novedades de anime en Netflix? 

Los nuevos anuncios responden a esa idea de expandirse hacia distintos sectores dentro del anime. La presentación de los siguientes contenidos se produjo durante la Geeked Week.

Mobile Suit Gundam Hathaway

Una producción inspirada en la serie de novelas Mobile Suit Gundam: Hathaway’s FlashI, escritas por Yoshiyuki Tomino y publicadas a partir de 1989. Todo forma parte de la franquicia Gundam Hathaway. De acuerdo con la descripción que ya se puede leer en Netflix, esta producción se produce “después de la rebelión de Char, Hathaway Noa lidera una insurgencia contra la Federación de la Tierra. Pero se encontrará con un oficial enemigo y una mujer misteriosa altera su destino”.

Shaman King

En línea con sumar viejos clásicos, tenemos Shaman King. Este manga comenzó a publicarse en 1998 bajo la creación de Hiroyuki Takei. El último capítulo del manga fue emitido en 2002. Tuvo 64 episodios. 

Edens Zero

Este anime está inspirado en el manga del mismo nombre, Edens Zero, publicado por primera vez el 27 de junio de 2018. La historia se basa en Shiki Granbell, un huérfano que será criado por robots. El nudo de este relato se produce cuando surge la posibilidad de dejar el planeta. 

Exception

Netflix.

Anime y terror agrupados en una sola producción. Exception fue creada por Hirotaka Adachi, un escritor y cineasta que ya formó parte de producciones como Black Fairy Tale y Calling You. Exception cuenta con los diseños de Yoshitaka Amano, recordado por su trazo en Final Fantasy

Bright: Samurai Soul

Parte de la descripción durante el anuncio explica: “Izo, un Ronin, y Raiden, un orco, trabajan para llevar a una joven elfa y la varita que lleva a la tierra de los elfos en el norte”. Este anime es dirigido por Kyohei Ishiguro. Está basado en la película Bright, también producida por Netflix. 

Make my day

Otro anime de terror. De momento, Netflix no ha explicado demasiado sobre esta producción, más allá de una imagen y la siguiente descripción. Make my day se desarrolla “en un planeta frío de hielo y nieve, misteriosas criaturas han aparecido repentinamente desde el oscuro subsuelo y han comenzado a atacar a los habitantes. ¿Podrá la humanidad sobrevivir al terror que acecha más allá del horizonte?”

Godzilla: Singular Point

Aunque esta serie ya había sido anunciada para el 24 de junio de 2021, se enmarca dentro de este nuevo bloque de anime presentado por Netflix. Esta serie ya había sido estrenada en Netflix Japón. Sin embargo, a partir de la fecha mencionada, estará a disposición a escala global. 

¿Por qué Netflix apuesta por el anime? Una posible explicación

La industria del anime, desde 2018, viene registrando ganancias superiores a los 20 mil millones de dólares. La globalización de los mangas, internet mediante, el desarrollo de múltiples plataformas de creación de contenido y el streaming, han contribuido al auge del género. 

Desde mediados de 2020 hasta mediados de 2021, el interés por el anime aumentó en más del 25% en distintos países del mundo; incluso, en Estados Unidos se incrementó en un 100%. ¿Qué implica esto? La existencia de un mercado que está en crecimiento y que las productoras desean explotar.

Esto, a su vez, ha derivado en una crisis: la demanda de anime está por debajo de la oferta. Hay que tener en cuenta que para producir un anime se requiere, al menos, dos años. Esto, partiendo desde el concepto hasta el dibujo, con las distintas etapas de preproducción, producción y postproducción. Con base en lo anterior, es válido pensar que estos no serán los últimos anuncios de Netflix en clave anime. 

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.