Si la pandemia ha traído algo bueno para alguien, ese sería sin duda el sector del delivery. Desde que empezó el confinamiento en España en marzo de 2020 –que acabó teniendo una duración mucho más de las dos semanas iniciales– muchos españoles aumentaron las compras de comida a domicilio. Otros lo hicieron por primera vez y se subieron al carro de las múltiples apps que operan en España. Ahora, la empresa Gorillas se suma a esta lista y llega al país para romper con un mercado que empieza a asentarse: el de las entregas rápidas. 

A partir de este martes a las 17:00, la empresa alemana empieza a operar para entregar alimentos y productos para el hogar en menos de 10 minutos. Bajo el nuevo comportamiento del consumidor de alimentos que definen como "Necesitar-Ordenar-Obtener", Gorillas planea establecer alianzas con proveedores locales para su servicio de delivery. La idea es que el cliente pida a través de la app en comercios cercanos a su barrio, para que el rider se pueda desplazar en ecobici. "Gracias a que nuestros repartidores tienen una zona asignada y entregarán productos de pequeños comercios locales, podrán establecer lazos con la comunidad del barrio en que se encuentren, facilitando la comunicación y asentando la confianza en el servicio", explicó a Hipertextual Magdalena Szuszkiewicz, Gerente General de Gorillas para España. 

El modelo de Gorillas replica otros ya operativos en España como es el caso de Dija. Pero promete poner patas arriba el mercado de las entregas rápidas, que crece cada día más y los alemanes pretenden conquistar. Su poder como unicornio les ampara. Gorillas recaudó en marzo 245 millones de euros de serie B y el valor de la compañía llegó en solo nueve meses a los mil millones de euros.

Gorillas contra el desperdicio alimentario

Foto por Dan Gold en Unsplash

En Madrid, el unicornio empieza hoy las operaciones en los barrios de Salamanca y Chamberí, con la idea de ir ampliando el servicio a otras zonas de la capital. La siguiente será Barcelona, Valencia, Marbella, Alicante, Murcia, Ibiza y Mallorca en julio, con planes para una mayor expansión a finales de año.

Detrás de Gorilla hay una nueva opción dentro del ecosistema delivery pero también una misión:

"Al ofrecer un servicio tan rápido y confiable, logramos combatir el desperdicio de comida, ya que los usuarios sólo piden lo que necesitan, cuando lo necesitan. Evitando así los tediosos viajes al súper donde solemos comprar más de lo que necesitamos, para que luego se ponga malo en la nevera apenas unos días después". 

Magdalena Szuszkiewicz, Gerente General de Gorillas para España.

La Gerente citó un estudio del consorcio europeo EIT Food que coloca a España en segundo lugar entre los países que más importancia le dan a la alimentación saludable tras la pandemia. También la intención de cocinar más asiduamente. Esto convierte a España en un mercado interesante pero para Gorillas pero también en uno en el que hay hábitos de compra muy arraigados. Como el de hacer la compra al supermercado semanalmente o el de ir físicamente al mercado a comprar productos frescos como fruta o pescado. 

¿Necesitamos un servicio de delivery en 10 minutos?

Gorillas no teme estos hábitos; es más, quiere integrarse en esta cultura de compra con sus entregas rápidas. También poner su granito de arena para acabar con prácticas como coger el coche para ir a hacer una compra grande, con las emisiones que eso supone. Y sobre todo ayudar a un menor desperdicio de comida con compras más rápidas y frecuentes. 

Más allá del impacto para el medio ambiente que pueden tener los hábitos de compra tradicionales, Gorilla afirma llegar como respuesta a las demandas de un mercado que quiere hacer las cosas de otra manera. Unas nuevas maneras de consumo en las que se prima la inmediatez. 

¿Realmente necesitamos un servicio de entrega rápida en 10 minutos? "La vida de la gente es cada vez más espontánea y los hábitos de compra cambian en consecuencia. Gorillas creará un comportamiento de consumidor completamente nuevo; en realidad, es bastante simple", explicó Magdalena Szuszkiewicz a este medio. "Imagina que retrocedemos en el tiempo a la Edad de Piedra, ¿qué harías cuando te dé hambre? ¿Esperarías hasta el sábado o irías inmediatamente a buscar comida? Visualizamos un mundo con acceso inmediato a las necesidades esenciales, como solían hacer nuestros antepasados".

La modernización forzosa de los pequeños comercios

Un acceso inmediato en el que muchos proveedores han tenido que renovarse para no morir. Todavía hay muchos pequeños comercios en diferentes puntos de España que no han visto la modernización como una prioridad, sobre todo en lo que respecta al pago con tarjeta o a través de plataformas como Bizum. A pesar de que cada vez son menos comercios los que se han quedado, sigue habiendo una brecha en comparación con los mercados de Reino Unido y Alemania.

Gorillas pretende aliarse con proveedores locales en diferentes ciudades de España

La pandemia ha sido para algunos de estos establecimientos una señal de alerta que han tenido que escuchar para poder sobrevivir a meses de confinamiento y del auge de entregas a domicilio. "Muchos de esos negocios todavía no se benefician de estos avances tecnológicos, como los trabajadores del campo y los pescadores. En Gorillas queremos asegurarnos de que todos tengan la posibilidad de hacer crecer sus negocios, sin tener que invertir personalmente en su propia cadena de suministro o servicios de entrega", resaltó Szuszkiewicz. 

La estrategia es parecida a la que llevaron a cabo plataformas como Glovo o Deliveroo para los restaurantes durante la crisis del coronavirus. Con la intención de evitar la inversión de la red logística, estas plataformas ayudan también a evitar campañas de marketing mucho más feroces para darse a conocer. Ninguno se libra, no obstante, de las comisiones a estas empresas por facilitar estos servicios. 

Gorillas, que viene de operar en ciudades como Londres, París, Berlín o Amsterdam, está en búsqueda de nuevas alianzas con proveedores locales en una misión en la que ya cuentan con La Colmenareña, Hola Coffee y Puchero como socios. A partir de este momento ya hay 2.000 productos en la app. 

Gorillas, el unicornio sin miedo a la competencia

Gorillas

El unicornio alemán llega en un momento en el que corren buenos tiempos para el delivery. Aunque la idea de Gorillas no es competidor con los grandes del mercado como Deliveroo o Glovo. Sobre todo porque el objetivo es distinto. En un momento en el que surge la pregunta de si necesitamos otra plataforma de envíos a domicilio, Gorillas se describe como un buen proxy, como un buen complemento y un actor importante en el ecosistema. 

Los que llegaron al mercado de las entregas rápidas tampoco son un problema para la empresa. Magdalena Szuszkiewicz se refiere a las startups como "amigos" por compartir la misión a favor del medio ambiente y que ayude a fomentar hábitos de compras más sostenibles. "Es una misión tan grande que aunque haya 10 players en eso, hay mucho espacio para crecer. Nuestra competencia no son nuestros amigos con la misma misión, son las formas tradicionales de comportamiento humano, de consumo, que no son buenas para el consumidor ni para los proveedores", dijo a Hipertextual.  

En un futuro cercano, esperan que la penetración sea cada vez mayor, no solamente para aquellos clientes que ya han tenido experiencias pasadas con servicios de delivery. En este sentido, la pandemia ha sido un buen momento para que muchas personas se suban al carro de la comida a domicilio, sobre todo aquellas de edad avanzada.

La Ley Rider, el problema eterno

Gorillas llega también en un momento en el que las plataformas de delivery están en el punto de mira. Detrás de la polémica está la problemática Ley Rider, aprobada en mayo pese a la negativa de una gran parte del sector. Es, sin embargo, la manera en la que los riders pasen a ser personal contratado por las empresas. Y para Gorillas, el mecanismo para conseguir condiciones de trabajo estables y seguras. 

"Somos la primera empresa en la industria en emplear de verdad a más de 6000 repartidores, lo que garantiza ingresos estables, seguro médico privado, seguro contra accidentes, descuentos en alimentos y la posibilidad de hacer carrera en nuestra empresa", sostuvo el unicornio. Añadieron que 400 repartidores han ascendido a otras posiciones en la empresa y que, después de la ronda de financiación, los riders recibieron un bono.

Unas condiciones que compiten con las grandes plataformas de delivery en España y que llegan en un momento en el que el sector rider no tiene freno a la hora de denunciar las injusticias. La llegada de Gorilla a España promete ponerse del lado de los riders, fomentar un modelo de compra sostenible y facilitar el proceso a los clientes. Una nueva plataforma de delivery llega a un mercado español más que floreciente y en el que no faltan opciones de todos los colores. En este caso, Gorillas no se describe como gente de negocios "que construyen una empresa de entregas, somos expertos en entregas que construyen un negocio".

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.