Windows 11 llega con una interfaz gráfica rediseñada e incluye nuevas funciones y aplicaciones. Tras más de seis años de Windows 10, muchos están ansiosos por probar el nuevo sistema operativo de Microsoft. Algunos se animaron a instalar la build filtrada el pasado 25 de junio y otros decidieron esperar. Para los entusiastas que tomaron la segunda opción hay buenas noticias. La versión inicial de sistema estará disponible en el Programa Windows Insider la semana que viene.

Windows Insider ha sido diseñado exclusivamente para quienes desean hacer su aporte al proceso de desarrollo. Es decir, son los primeros probar los nuevos sistemas y funciones a cambio de opiniones y comentarios. Lo cierto es que cualquier persona puede unirse a este programa para probar Windows 11. Desde un ordenador con Windows 1 debes ingresar a Configuración > Actualización y seguridad, pulsar Programa Windows Insider en el menú lateral izquierdo y por último en Obtener compilaciones o Empezar.

A continuación, se mostrará una ventana en la que se deberá seleccionar una cuenta de Microsoft. Luego, se deben seguir las instrucciones del asistente para recibir la versión preliminar de Windows 11 cuando esté disponible. Una vez guardados los cambios, es necesario reiniciar el equipo y esperar hasta la semana próxima, momento en el que la compañía de Redmond liberará la versión preliminar de Windows 11.

Una vía oficial para probar Windows 11 anticipadamente

Es preciso señalar que quienes deseen adherirse al Programa Windows Insider y probar Windows 11 no deben hacerlo en su ordenador principal. Lo recomendable es utilizar una PC secundaria. Como se trata de versiones de software no terminadas, pueden presentarse problemas e inestabilidad. En sí, se trata de un método oficial para probar el software de Microsoft y mucho más recomendable que hacerlo por vías alternativas.

Para dar este paso es necesario tener en cuenta los requisitos mínimos de Windows 11. Microsoft los ha levado en comparación con Windows 10. La herramienta PC Health Check de Microsoft analiza el hardware del ordenador y permite comprobar automáticamente si es compatible o no. No obstante, algunas PC que no cumplen con todos los requisitos de hardware aún podrán probar el sistema, pero no acceder a la versión estable (final).

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.