El sistema operativo de Microsoft, ha evolucionado considerablemente con el paso del tiempo. Muchos recordarán el salto visual que ofrecieron versiones como Windows XP, Windows Vista y Windows 8. Sin embargo, la actual versión, Windows 10, aún contiene algunos elementos gráficos de la era de Windows 95, pero esto está por cambiar próximamente. Los de Redmond planean hacer la mayor actualización de iconos en toda su historia.

A principios de año nos enteramos del “rejuvenecimiento radical” de Windows 10 que tiene en mente Microsoft. Ahora sabemos los primeros frutos podrían llegan tan pronto como en octubre o noviembre de este mismo año. Windows Latest ha descubierto que la versión conocida internamente como "Sun Valley" contará con un nuevo archivo shell32.dll. ¿Te resulta familiar? Es uno de los archivos que contiene muchos iconos de Windows hace décadas.

Si bien Microsoft ha actualizado otros elementos de Windows 10, muchas aplicaciones seguían recurriendo a este antiguo archivo de la era de Windows 95 y, por consecuencia, mostraba iconos viejos. El nuevo archivo contará con iconos actualizados hibernación, redes, memoria, unidades de disquete y más. Sorprendentemente, la firma de Redmond ha mejorado hasta el icono de la unidad de disquete, algo que, probablemente, nadie utilizará por estas fechas, pero ahí está.

Nuevos iconos (izquierda), iconos actuales (derecha).

Con estos cambios, Microsoft pretende que su sistema operativo tenga mayor coherencia de estilo. Versiones preliminares también ha mostrado cambios en los iconos de otras carpetas importantes como Papelera de reciclaje, Documentos, y demás. Según Windows Latest es posible que algunos iconos se actualicen antes del lanzamiento de "Sun Valley" a través de actualizaciones del sistema.

Microsoft Fluent Design, más allá de Windows 10

Las actualizaciones de diseño que van apareciendo en Windows 10 forman parte "Fluent Design". Se trata de un lenguaje de diseño desarrollado por Microsoft y presentado en 2017. Toma algunas características claves de "Metro", conocido en Windows 8, y busca que el sistema operativo se vaya renovando a largo plazo con patrones en común como luz, profundidad, movimiento, material y escala.

Todo el ecosistema de Microsoft debería basarse en estos pilares de diseño. Los primeros aspectos comenzaron a aparecer en la actualización de otoño de Windows 10 en 2017 y en la actualización de Xbox lanzada por aquellas fechas. Además, los de Redmond han puesto a disposición de los desarrolladores el kit de herramientas para crear aplicaciones acordes al nuevo estilo.