Elon Musk perdió a un hombre importante en su actual abanico empresarial. Max Hodak confirmó durante el fin de semana su partida como presidente de Neuralink, compañía cofundada junto al actual líder de Tesla y SpaceX.

El anuncio fue realizado por el propio Hodak a través de su cuenta en Twitter. De todos modos, el mensaje fue escueto y no explicó los motivos detrás de su salida. "Algunas noticias personales: Ya no estoy en Neuralink (desde hace unas semanas). ¡Aprendí mucho allí y sigo siendo un gran animador de la compañía! Adelante por cosas nuevas", publicó.

Con esta noticia, Neuralink pierde a uno de sus ejecutivos más importantes y se abre un importante interrogante: ¿Quién lo reemplazará? Elon Musk tiene experiencia haciéndose cargo de la conducción de las compañías que cofundó, pero todavía no se refirió públicamente a la salida de Hodak.

La renuncia del presidente de Neuralink pone nuevamente la lupa sobre el manejo interno de la compañía. En agosto de 2020, un informe de Stat News se refirió al manejo convulsionado de la firma puertas hacia adentro. Ex empleados hablaron sobre una "cultura interna caótica" y remarcaron que en ese momento solo quedaban tres de los ocho científicos fundadores.

Foto por Jesse Martini en Unsplash

Si bien los proyectos de la compañía no son recibidos de modo 100% positivo por la comunidad científica, todo lo que lleva el nombre de Elon Musk es sinónimo de innovación. Neuralink se ha propuesto transitar un camino en el que espera unir el cerebro humano y las máquinas. Incluso, estas interfaces ya comenzaron a probarse.

A comienzos de abril, la compañía divulgó un vídeo de un macaco disputando "mentalmente" una partida de 'Pong' gracias a un implante de Neuralink. Pero los avances pretenden ir mucho más lejos.

El propio Elon Musk ha declarado que el primer producto de Neuralink permitirá a las personas con parálisis controlar sus smartphones con la mente. Y podrían hacerlo más rápido que alguien que use los pulgares. Si esto se consigue, será para revolucionar completamente el concepto de medicina que conocemos en la actualidad.

Sin embargo, las afirmaciones de Musk con respecto a Neuralink no han estado libre de objeciones por parte de especialistas. El blog Technology Review, del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), definió a la empresa como un "teatro de neurociencias", y aseguró que detrás del implante hay muchas "promesas difíciles de cumplir".

Por lo pronto, y más allá de los aciertos, los desaciertos, las alabanzas y las críticas, Neuralink tendrá que ponerse manos a la obra para conseguir a un nuevo presidente.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.