Que Elon Musk tenga ahora mismo la vista muy puesta en la futura llegada de SpaceX a Marte no significa que haya dejado de lado otros de sus proyectos. Buen ejemplo de ello es Neuralink. La empresa, surgida en 2016, nos regala casi cada año una demostración de lo que han logrado hasta el momento en lo referente al control mental de los movimientos. Hemos sabido que pretenden ayudar a andar a los parapléjicos, e incluso indagar en los recuerdos del ser humano. Ambos fenómenos se encuentran en el horizonte, pero esta estrategia de inteligencia artificial ya ha logrado algunos pinitos, como conseguir que un mono controle un juego con su mente.

Es precisamente lo que se puede ver en un vídeo recién publicado por la compañía. En él se ve a un macaco de nueve años jugando al MindPong. En realidad, el propio Elon Musk ya había anunciado a principios de este año que pretendía lograr este objetivo. Pero no ha sido hasta hace unas horas cuando por fin hemos podido ver al animal en acción. Ahora bien, ¿cómo han conseguido llegar hasta este punto?

Neuralink es una compañía encargada del desarrollo de interfaces cerebro-máquina, que permitirían el control mental de un gran número de tareas.

En general, estas constan de una serie de hilos muy finos, dotados de electrodos, que se implantan en el cráneo. Con ellos, se pueden captar las señales del cerebro y traducirlas a movimientos, sin necesidad de que intervengan finalmente en ellos el sistema locomotor.

En el caso del mono del vídeo, cuentan que lo han conseguido gracias al entrenamiento del animal, al que previamente se le instaló la interfaz de Neuralink.  Durante seis semanas, se le enseñó a utilizar un videojuego, llamado Pong, muy utilizado en este tipo de experimentos. La recompensa, si lo hacía correctamente, era un batido de plátano.

Mientras se adiestraba, los electrodos captaban las señales que conducían a los movimientos del joystick. 

Finalmente, se volvió a colocar al mono frente al juego, pero esta vez sin el mando. El primate, a la espera de su ansiado batido de frutas, seguía pensando en los movimientos del juego, aunque no tuviera el joystick. Por lo tanto, emitía las mismas señales, que eran captadas por Neuralink y traducidas en el desarrollo del juego. En definitiva, el mono estaba controlando con su mente lo que sucedía en la pantalla, gracias al dispositivo de la compañía de Elon Musk.

Futuros proyectos de Elon Musk

En su cuenta de Twitter, Elon Musk ha explicado que uno de los objetivos de Neuralink es que los parapléjicos vuelvan a caminar. O incluso que alguien con parálisis pueda manejar un smartphone más rápido que una persona que use sus pulgares con normalidad.

Estos son solo algunos de los retos que espera alcanzar gracias a esta interfaz de control mental. ¿Quién sabe? Quizás en un futuro decidda fusionar dos de sus grandes compañías y alguien paralizado pueda manejar los mandos de una nave de SpaceX. O quizás eso ya sea demasiada ciencia ficción. Solo el tiempo lo dirá. 

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.