Guillermo Del Toro regresa a la silla del director. Y eso es una buena noticia para su nutrido grupo de fans y para el mundo del cine. Además, lo hace por todo lo alto, después de obtener un Oscar a la mejor película por La forma del Agua en el 2017. Se trata de El callejón de las almas perdidas (Nightmare Alley), el remake del conocido film noir de Edmund Goulding estrenado en 1947.

La nueva versión presume de un elenco estelar, encabezado por Bradley Cooper, Cate Blanchett, Ron Perlman, Rooney Mara y Willem Dafoe. Grabada durante el año pasado en condiciones complicadas, se le considera una de las grandes sobrevivientes al parón ocasionado por la pandemia. 

De hecho, Del Toro comentó en una entrevista a Variety que la filmación se detuvo una semana antes del cierre de estudio. Ya para entonces, buena parte de las grabaciones estaban completas. Finalmente, el film se estrenará el 3 de diciembre del 2021

Pero la película es mucho que un experimento afortunado con una lujosa puesta en escena y un argumento misterioso. Te contamos cinco cosas sobre esta mezcla de lo mejor del pulp, el cine noir y algo más singular, muy a tono con su director. 

¿Quién es el guionista de 'El callejón de las almas perdidas'?

Ha declarado que disfrutó creando un universo lóbrego en el que los monstruos fueran humanos. Algo que se sale de la línea del director, pero que de forma extraña podría completar su singular filmografía.

¿Suspense o detectives?

Fox

La película del 1947 de El Callejón de las almas perdidas combinaba con acierto una pesimista visión sobre la naturaleza humana con drama y violencia. Su remake tiene algo de caja de misterios mezclado con tintes de suspense. Eso la conecta directamente con la novela original de William Lindsay Gresham en la que se basa el film. En su oportunidad, el material literario fue calificado de obsceno. Incluso, recibió censura por su “perversa” mirada sobre la naturaleza humana. 

Del Toro decidió ajustarse al texto original casi por completo. Al igual que el libro, su película se basa en un joven ambicioso (Bradley Cooper) con un refinado talento para la manipulación. A su vez, entabla una relación no muy clara pero peligrosa con su psiquiatra (Cate Blanchett) con una mente aún más retorcida. En una serie de extraños eventos, ambos personajes terminan rodeados de hombres y mujeres tan crueles, violentos y depravados como ellos mismos. 


Bradley Cooper reemplazó a Leonardo DiCaprio

El primer casting de la película de Del Todo incluía a Leonardo de Dicaprio, pero al parecer el ganador del Oscar tenía una agenda complicada. Hubo largas discusiones sobre su disponibilidad para protagonizar el largometraje, y al final terminó por no aceptar el papel.

Hay rumores de que en realidad DiCaprio decidió seguir su prolífica relación de trabajo con Martin Scorsese. Este último, ya había comenzado a trabajar en la producción de Killers of the Flower Moon que terminó por retrasarse.

'El callejón de las almas perdidas' tendrá clasificación para adultos 

Gage Skidmore/Flickr

Todo parece indicar que del Toro tomó la consciente decisión de crear una obra muy separada de su filmografía habitual. No solo por el tema, sino por la forma de enfocar la oscuridad en el espíritu humano. Según contó a Collider, el argumento es una obra que cuenta “una historia muy directa y muy oscura”. Si tenemos en cuenta que el libro original de El callejón de las almas perdidas es una exploración a la pobreza y la exclusión, es probable que el director muestre una historia incómoda. Y lo haga sin recurrir a ningún elemento sobrenatural. 

De un modesto fenómeno de taquilla a un clásico de culto

La película original de El callejón de las almas perdidas se estrenó en 1947 con un alto presupuesto y un interesante guion. Pero no fue de inmediato un éxito de taquilla. A medida que el tiempo transcurrió y la versión de Edmund Goulding se popularizó, se convirtió en una obra de culto. Tanto como para convertirse en una especie de ejemplo sobre cómo contar historias sobre personajes detestables. El film se tomó el atrevimiento de analizar la idea sobre qué ocurriría si no hubiese un héroe. Para el público de la época fue una sorpresa, pero con las décadas convirtió a la obra en una rareza muy apreciada.