Cruella se ha convertido en todo un éxito mediático incluso antes de su estreno en Disney Plus. Con su aire punk y su estética radical, la historia de origen de una de las villanas icónicas de Disney tiene todo para triunfar. Pero vistos algunos de los adelantos de la esperada producción, se ha encontrado un más que evidente parecido con un éxito reciente. ¿Es más que casual la semejanza entre la Cruella de Disney y el reciente éxito de DC, Joker de Todd Phillips? 

A primera vista parece no tener demasiado sentido comparar dos producciones por completo distintas entre sí. Mientras Joker ha cobrado un tono adulto en el cómic que trascendió a la pantalla, Cruella todavía tiene aires de caricatura. Incluso, la encarnada por Glenn Close en la versión live action del ’96 es mucho más cercana a la animación que a un tono realista. 

De modo que a primera vista, la comparación no parece ser demasiado lógica. No obstante, todo indica que la nueva película de Disney dará un tono adulto a Cruella. Además, explorará un tipo de maldad no demasiado común en la casa de Mickey. 

La Cruella interpretada por Emma Stone parece tener mucho más interés en mostrar un personaje tridimensional y extraño que uno divertido. ¿Qué tan bueno es eso? Si tenemos en cuenta que el origen de Joker es también un personaje excéntrico, violento y desagradable, el experimento con Cruella podría dar resultado. 

Una sonrisa malvada que vale por dos: de Cruella a Joker

En el 2018, Craig Gillespie tomó la historia de un ídolo norteamericano roto y lo convirtió en una extraña película. La película Yo, Tonya, la versión del director sobre la infame y caída en desgracia Tonya Harding, sorprendió al público y a la crítica. Y no se trataba de una aproximación sencilla a un personaje tan controvertido.

Gillespie se hizo las preguntas correctas y junto a la actuación de Margot Robbie logró una espléndida mirada sobre la maldad. Pero no una estereotipada, sino con múltiples capas sobre la codicia, la envidia y la ruptura del llamado American way of life. El largometraje se convirtió en un éxito sorpresivo y dejó clara la habilidad del director para personajes ambiguos. 

Por supuesto, Cruella no es Tonya Harding, pero sí tiene algo de un tipo de maldad codiciosa y voraz que Gillespie podría utilizar a su favor. Además, de la misma manera que el Joker de Philips, tiene una extraña versión sobre la reivindicación, el poder y la venganza. 

Sin llegar a la dureza del Joker encarnado por Joaquin Phoenix, Stone podría otorgar a la excéntrica Cruella un sentido del propósito novedoso. ¿Por qué está obsesionada con matar perros? ¿Por qué su estilo es tan marcado y forma parte de algo más siniestro? Mientras que Glenn Close explotó el melodrama en estado puro de la versión animada, Stone bien podría encontrar un punto de maldad extravagante. 

Además, el personaje se desarrolla en una época en la que Punkrock lo es todo. Una versión de ruptura, rebelde y desafiante de Cruella, que incorpore además sus peores rasgos, podría crear un gran villano cinematográfico. Uno que no tenga que ser pesimista, necesaria víctima de las circunstancias o sumido en la melancolía.

Y Gillespie parece tener toda la intención de lograrlo. De pie y rodeada de lo que parece ser una larga falda blanca y negra, la Cruella de Stone sonríe al público. “Soy una mujer, escúchame rugir”.

¿Demasiado feminismo? 

Otros de los temas que ha levantado polémica alrededor de la adaptación es lo que parece ser un rasgo definitivamente reivindicatorio. O que pareciera serlo. En realidad no es del todo cierto. La Cruella en pantalla está basada en el personaje de la novela de Dodie Smith de 1956 Los Cien y un Dálmatas. El personaje es una combinación de una villana inquietante y algo más siniestro con toques de humor ocasional. 

La combinación podría permitir a Gillespie construir una villana poderosa, que no dependa por completo de su adaptación animada. Además, claro, de abrir una brecha en las adaptaciones live action que hasta ahora han tenido una acogida en el público. Pero Cruella tendrá una combinación de la poderosa personalidad de su versión literaria, y sin duda mucho del comportamiento extravagante de la animada. 

Date de alta en Disney Plus ahora y ahorra gracias a la suscripción anual, con la que podrás disfrutar de todo su catálogo de series y películas. Incluye acceso ilimitado a todos los estrenos y a Star. También podrás ver el contenido de Marvel y Star Wars y las grandes películas de animación de Pixar.

¿Podría lograr Gillespie una obra curiosa, al margen de un universo mayor, de la misma forma como lo hizo Todd Phillips? Lo más probable es que sea el gran objetivo de una película que, por ahora, rompe el paradigma de trasladar cuadro a cuadro historias populares. Con su aire de ruptura, extraño y potente, al menos la Cruella de Gillespie ha logrado antes de estrenarse atraer el interés del público.