Otra empresa de movilidad eléctrica y compartida llega Madrid. Una compañía que se suma a la apuesta de Lime, Cabify, Uber, Bird o el universo de Share Now. Se trata de GoTo. Con su propuesta de coches y furgonetas eléctricas, motos, patinetes y bicis eléctricas, la multinacional quiere conquistar la capital. Otra más.

Con un total de 1.200 vehículos, que se distribuyen en 300 coches, 450 motos y 400 patinetes situados dentro del círculo de la M-30, GoTo promete llenar Madrid de estos modelos. «Llevamos desde el año pasado trabajando en Madrid, una ciudad muy madura en términos de movilidad compartida», apuntan desde GoTo en su puesta de largo.

En esta guerra de la movilidad eléctrica compartida, que tiene muchos competidores y pocos ganadores, la diferenciación es la máxima para triunfar. Más ahora con el coronavirus, que si bien ha puesto de relieve la importancia de los modelos de movilidad, esto solo hace que la lucha sea mayor. Desde que entrasen más de 20 compañías de patinetes y otras tantas de bicis, la realidad es que pocas han soportado el paso del tiempo. Ahora todo se concentra en unas pocas manos con un fuerte brazo financiero detrás. ¿Podrá GoTo superar el bache que se llevó a la competencia por delante? En su caso, tiene de su lado la cuestión financiera y la apuesta por el uso de una sola aplicación para acceder a cualquiera de sus modalidades de transporte compartido.

GoTo tiene de su lado un gran brazo financiero y la apuesta por el uso de una sola aplicación

En este sentido, el resto de plataformas no se queda atrás. Si bien no pueden decir que mantienen una concentración de servicios, con excepción de Cabify y su filial Movo, sí que han buscado alternativas viables. La más interesante estaría en manos de Lime, que desde marzo de este año permite usar sus patinetes eléctricos sin necesidad de descargar la aplicación. A través de los App Clips de Apple, esta opción ya está disponible en todas sus localizaciones.

De este modo, la otra diferenciación que mantiene GoTo sería la del precio. De nuevo, su baza estaría en la unificación de los servicios. «Los usuarios podrán iniciar su viaje en coche, moto o patinete por un precio de 3€ durante los 15 primeros minutos. A partir del minuto 16, el precio será por minuto según el plan elegido por el usuario con tarifas desde 0,30€ para el coche, 0,25€ para la moto y  0,15€ para el patinete», apunta la compañía.

Con Adam Neuman y WeWork a cuestas en la movilidad compartida

GoTo fue fundada en 2008 en Israel. Antes de España, la plataforma ya probó suerte en su país natal y después en Malta. En julio de 2020 anunciaron su intención de escalar su actividad en Europa comenzando por España y, concretamente, Madrid.

Sin embargo, GoTo se hizo conocida en el sector tecnológico por razones completamente ajenas a su actividad principal. A la par que anunciaban su llegada a España, también cerraban una ronda de financiación millonaria que daba entrada a un personaje muy mencionado en el momento: Adam Newman. El fundador de WeWork se hacía con el 33% de la compañía israelí por 10 millones de dólares, que se sumaban a los 9 millones de otros inversores.

A través de su vehículo de inversión 166 2nd Financial Services, alimentado en términos económicos tras su salida por la puerta de atrás de WeWork, Neuman ha invertido en 15 startups de todo tipo; su última obsesión se ha centrado en la movilidad compartida. El escándalo que supuso su despido de su propia compañía de coworkings y que terminó con la cancelación de la salida a bolsa de la misma por irregularidades graves en las cuentas, parece que no ha afectado a su devenir en el sector tecnológico mundial.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.