Google da un paso en favor de la privacidad en Android. La nueva política de la Play Store impedirá, desde el 5 de mayo, que los desarrolladores tengan acceso al listado de aplicaciones instaladas en el dispositivo. No obstante, habrá excepciones temporales para apps bancarias y billeteras digitales.

Cada vez que instalas una aplicación concedes una serie de permisos que, por lo general, son necesarios para su correcto funcionamiento. Por ejemplo, brindas acceso a tus fotos y contactos. Sin embargo, sin una notificación de advertencia, también permites que los desarrolladores sepan qué otras aplicaciones tienes instaladas en tu teléfono.

El saber qué aplicaciones tienen instaladas los usuarios puede ser muy valioso para los desarrolladores. Esta información puede ser utilizada para diversos fines que van desde mejorar las apps hasta venderla a empresas de análisis de datos.

Más allá del destino que tengan estos datos, se trata de un golpe a la privacidad en Android. Google ha reconocido que se trata de "permisos sensibles o de alto riesgo" y ha querido poner fin al problema con una restricción.

En ese sentido, a partir del 5 de mayo, todas las aplicaciones que utilicen la API nivel 30, para dispositivos Android 11 o superiores, no podrán acceder al permiso QUERY_ALL_PACKAGES, que brinda acceso al listado de todas las apps instaladas.

La privacidad en Android, tiene excepciones

Las aplicaciones como antivirus, administradores de archivos y navegadores web podrán acceder a dicho permiso, pero en favor de la privacidad en Android no será tan fácil. Los desarrolladores deberán justificar "por qué un método menos intrusivo no es válido".

Otras aplicaciones como billeteras digitales y bancarias gozarán de un permiso temporal. Este será otorgado únicamente para que puedan "obtener una amplia visibilidad de las aplicaciones instaladas únicamente con fines de seguridad".

Google promete ser estricta con sus nuevas políticas para fortalecer la privacidad en Android. Además afirman que los desarrolladores que no cumplan y estén fuera del alcance de las excepciones podrían ser sancionados, probablemente suspendiendo temporalmente las descargas en la Play Store.

Por si esto fuera poco, si algún desarrollador hace cambios en los permisos de su aplicación para Android, deberá declararlos. Si no lo hace, su aplicación podría, también, ser suspendida e inclusive, su cuenta de desarrollador cancelada.