Indudablemente, el derrumbe del Observatorio de Arecibo fue una de las muchas malas noticias que nos dejó el 2020. Fue el primer día de diciembre cuando la Fundación Nacional de Ciencias (NSF) confirmó que el telescopio se vino abajo de manera inesperada. Vídeos e imágenes surgieron del lamentable momento, pero ya no había nada que hacer. Ahora, tres meses después del suceso, el mismo organismo reveló cuánto costaría limpiar la zona del desastre.

Según la estimación de la Fundación Nacional de Ciencias, retirar los escombros del Observatorio de Arecibo costaría entre 30 y 50 millones de dólares. Estos números fueron dados a conocer a través de un informe solicitado por el gobierno de los Estados Unidos. El Congreso del país norteamericano no solo quería conocer los costos para limpiar la zona, también los pormenores que derivaron en el acontecimiento que conmocionó a toda la comunidad científica.

No obstante, el informe, de tan solo siete páginas, todavía no detalla los motivos exactos del derrumbe puesto que la investigación continúa en marcha. Los puntos expresados son los mismos que aquí en Hipertextual te informamos en 2020. Por ejemplo, que la NSF planeaba desmantelar el Observatorio de Arecibo tras definir que no era posible repararlo. Y es que los primeros daños reportados se remontan a agosto del año pasado, cuando la rotura de un cable ocasionó una grieta de 30 metros en el plato reflector.

Meses después, en noviembre, otro cable se rompió en la misma torre de soporte. Fue en ese momento cuando la NSF advirtió el riesgo de un colapso inminente, razón que los llevó a tomar la decisión de demolerlo de forma segura. Desafortunadamente, la estructura del Observatorio de Arecibo no pudo aguantar el peso. 900 toneladas cayeron en cuestión de segundos, un momento que fue grabado por cámaras y drones que inspeccionaban la zona.

¿Planean recosntruir el telescopio de Arecibo?

La NSF indicó que los escombros están contenidos en las zonas de peligro que los ingenieros establecieron en noviembre. Además, eliminaron cualquier esperanza de recuperar piezas importantes del telescopio: "La plataforma de observación y sus instrumentos son una pérdida total para fines científicos". Por otra parte, se especificaron daños "limitados" en las torres de soporte y en el plato principal cuyo diámetro era de 305 metros. Aún está pendiente evaluar otros daños estructurales.

Los recursos para las tareas de limpieza, que ya comenzaron, serán repartidos entre los años fiscales 2021 y 2022. La inversión contempla tanto el retiro de escombros como la reparación de daños ambientales. Ahora bien, en lo que se refiere a una posible reconstrucción del Observatorio de Arecibo, será mejor que lo olvidemos a corto o mediano plazo. Además de ser sumamente caro, la decisión estaría basada en "las prioridades establecidas por la comunidad científica", señaló el informe.

A pesar de lo anterior, Estados Unidos pretende conocer cuáles son los planes a futuro en la zona más allá de concluir su limpieza. Si todo sale conforme a lo planeado, la NSF deberá presentar los resultados de su investigación en septiembre de 2021, y luego un reporte final en diciembre del mismo año. Además, se solicitó un informe por parte de una firma independiente con un plazo todavía por definir.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.