El pasado martes surgió una noticia que conmocionó a la comunidad científica: el Observatorio de Arecibo colapsó. El plan original de la Fundación Nacional de Ciencias (NSF) era desmantelarlo, pues mantener su operación representaba un riesgo para quienes trabajaban en el lugar. Sin embargo, ni siquiera dio tiempo para salvar parte de su estructura. Los daños del radiotelescopio eran demasiado graves y, por desgracia, se vino abajo en un abrir y cerrar de ojos.

Días después de tan lamentable suceso, la propia Fundación Nacional de Ciencias ha compartido un vídeo que nos muestra el momento exacto del derrumbe desde dos ángulos distintos. El primero, desde una cámara ubicada en tierra. Concretamente desde el centro de control, que es el lugar donde los trabajadores suelen llevar a cabo sus actividades. Curiosamente, esta cámara se había instalado recientemente y solo tenía un objetivo: grabar un posible colapso.

El primer material también es más sorprendente, ya que puedes escuchar el estruendo que provoca el derrumbe. El otro ángulo, que no tiene audio, nos permite observar la tragedia desde las alturas. Esta segunda grabación proviene de un drone cuyo propósito era evaluar los daños de la torre 4 del Observatorio de Arecibo. La aeronave no tripulada estaba observando los cuatro cables que sostiene la estructura, hasta que uno de ellos se rompe por completo y el resto tampoco pueden soportar las 900 toneladas.

La seguridad siempre fue prioridad

Lo rescatable del suceso es no se reportaron lesionados. Desde semanas atrás, la NSF creó una zona de exclusión de con el fin de garantizar la seguridad de los trabajadores. La organización señala que crear un área segura fue fundamental para evitar una tragedia todavía mayor, ya que las estructuras más peligrosas cayeron en lugares previamente definidos. «La Fundación Nacional para la Ciencia lamenta lo ocurrido. A medida que avancemos, encontraremos formas de ayudar a la comunidad científica y mantener nuestra sólida relación con el pueblo de Puerto Rico», expresaron a través de Twitter.

A pesar de que la NSF planeaba desmantelarlo, el riesgo de colapso siempre fue latente. «El telescopio está actualmente en riesgo severo de un colapso inesperado y descontrolado», advirtió desde mediados de noviembre Ralph Gaume, director de la división de Ciencias Astronómicas de la NFS. Aunque para la comunidad científica era importante desmantelar el Observatorio de Arecibo, siempre fue prioridad la seguridad de todas las personas, informó el propio Gaume.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.