Aunque este 2021 está siendo atípico en torno a las noticias sobre el futuro de los dispositivos de Apple, todavía queda mucho año por delante. El supuesto retraso de los AirPods 3, la descontinuación del HomePod y los rumores en torno a un evento especial en abril han copado los titulares.

No obstante, estamos justo en ese punto de año en el que los rumores en torno a la renovación del iPhone para otoño empiezan a cobrar sentido. Algunos de los que hemos escuchado hasta ahora estaban relacionados sobre todo con su pantalla, siempre encendida, y también por la reducción de notch.

Ahora una nueva ronda de rumores apuntan a una renovación de la gama de colores y a las mejoras de algunos de los elementos presenten en la actual generación del iPhone. En este sentido, según Max Weinbach, los nuevos iPhone verán duplicadas las combinaciones de colores, al menos para los modelos Pro.

Desde el lanzamiento de los modelos Pro, Apple siembre ha sido más conservadora respecto a la gama de colores disponibles. Primando la sobriedad, generalmente han estado limitados al negro, al blanco y al oro. También, de forma puntual, han hecho su aparición tonos azulados o verdosos, pero siempre sobrios.

Siguiendo esta línea, para 2021 parece que Apple lanzará un iPhone 13 con acabado negro puro premium, enfocado a reemplazar el color gris «grafito» disponible en los actuales iPhone 12 Pro. Y si hacemos caso a los renders, el color es espectacular, recordando al Jet Black de los antiguos modelos Plus:

Imagen: Max Weinbach/9to5mac

Según el mismo rumor, Apple también ha experimentado con un color bronce con tonos naranja, pero no llegaría este año.

iPhone 13: cambios más allá de lo estético

Además, junto con el cambio en el diseño y en la paleta de colores, también veremos cambios en otros de los elementos clave del iPhone 13. Siempre según Max Weinbach.

El cambio más importante, junto a la ya mencionada reducción del tamaño de notch, sería para el modo retrato. O más bien para el funcionamiento del mismo. Nos están muy claro hacia dónde irían esos cambios, pero estarían enfocado en mejorar la calidad de los retratos y, sobre todo, mejorar la precisión del bokeh.

Este nuevo sistema combinaría los datos de la cámara con la información de profundidad del escáner LiDAR. Todo ello para mejorar la detección de bordes con mayor fidelidad.

De momento habrá que esperar a septiembre, fecha en la que, supuestamente, Apple presentará la nueva generación con los iPhone 13 como protagonistas.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.