Todavía queda trabajo por hacer, pero el plan para que Ingenuity, el helicóptero que acompaña a Perseverance, eche a volar el próximo 8 de abril ya está en marcha. Y, si todo sale según lo planeado, será el primer vuelo con motor de aeronave en otro planeta. De esta manera, Ingenuity, parte de la misión Mars 2o2o de la NASA, pasaría a la historia. Pero antes, todavía quedan cosas por hacer.

El 8 de abril está marcado en rojo en el calendario de la NASA. Ese día se producirá el primer vuelo de Ingenuity, que tiene previstos un total de cinco. "Estamos deseando ver cómo se desenvuelve nuestro pequeño helicóptero en la superficie de Marte, y sabemos que la gente de todo el mundo está deseando unirse a nosotros en esa emocionante demostración", comentó durante una rueda de prensa este martes Lori Glaze, directora de la División de Ciencia Planetaria de la NASA.

Ingenuity, todo lo que queda por hacer

El primer paso ya se ha dado. El domingo, 21 de marzo, Ingenuity se separó ligeramente de Perseverance. Resulta que la NASA había metido al pequeño helicóptero, que apenas pesa 1,8 kilos, dentro del rover para que no le pasara nada en el aterrizaje.

Perseverance e Ingenuity todavía se tienen que separar más, tendrán que estar separados por unos diez metros para que el helicóptero pueda levantar el vuelo, señalan desde Space.com. La separación y el despliegue son complicados por diferentes motivos, pero si todo sale bien, tras seis días de intenso trabajo, todo estará listo para el despegue.

"Como todo lo que ocurre con el helicóptero, este tipo de despliegue no se ha hecho nunca antes", señaló Farah Alibay, del Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA en el sur de California; responsable de la integración del helicóptero en Marte de Perseverance.

Recarga de baterías y pruebas

NASA/JPL-Caltech

Una vez ambos estén separados por completo, el helicóptero tendrá que recargar sus baterías durante 24 horas. Tras esto, la NASA probará varias funciones necesarias para que el rover vuele por primera vez, como puede ser el sistema de rotores del helicóptero, que es de cuatro palas. Las harán girar a 2.537 revoluciones por minuto, que es la velocidad de rotación que debería alcanzar Ingenuity durante su vuelo.

"Una vez que comenzamos el despliegue, no hay vuelta atrás", añadió Alibay. "Todas las actividades están estrechamente coordinadas, son irreversibles y dependen unas de otras. Si hay incluso un indicio de que algo no va como se esperaba, podemos decidir detenernos durante un sol [24 horas y 40 minutos] o más hasta que tengamos una mejor idea de lo que está pasando."

Así será el primer vuelo de Ingenuity

A pesar de la expectación con todo lo relacionado con Perseverance, hay que advertirlo: el primer vuelo de Ingenuity será solo una forma de probar que todo va según lo previsto. Es decir, el rover tan solo se elevará tres metros sobre la superficie durante 30 segundos y girará en el aire, según ha informado la NASA. Tras esta breve elevación, volverá a posarse sobre Marte y habrá pasado a la historia.

Los tres primeros vuelos de Ingenuity serán para probar que todo está correcto

No obstante, no hay que decepcionarse. En total serán cinco vuelos en tan solo 31 días. En estos vuelos, Ingenuity podría llegar a elevarse hasta cinco metros del suelo, según comentó en la conferencia de prensa Håvard Grip, el piloto jefe de Ingenuity, también del JPL. Aunque los tres primeros serán para probar que todo está correcto, podríamos llegar a ver al pequeño helicóptero podría recorrer hasta 90 metros en el aeródromo que han planeado usar.

"Si superamos los tres primeros vuelos, evaluaremos: ¿cumplimos todos nuestros objetivos durante esos vuelos? ¿Queremos volver a intentar algunas de esas cosas?", apuntó Grip. "O, si todo va muy bien, entonces podríamos intentar ampliar nuestras capacidades más allá de esas capacidades básicas".

El lugar elegido como 'aeródromo'

¿Dónde se producirá este vuelo? Perseverance, pausadamente, ha ido colocándose de la manera más estratégica para que se pueda producir el vuelo en un lugar seguro. Aunque todavía tendrá que separarse un poco más de Ingenuity, la zona ya está elegida.

NASA/JPL-Caltech/University of Arizona

El lugar para desplegar Ingenuity tenía que cumplir una serie de características: "Una zona en la que sea seguro que el helicóptero despegue y también que aterrice de nuevo tras el vuelo", según comentó Grip. De hecho, tenía que ser un sitio plano y libre de rocas, para evitar poner trabas al vuelo. Pero, también, tener cierta "textura", es decir, que haya marcas en el suelo para que Ingenuity (bueno, la inteligencia artificial que le ayuda) pueda saber dónde está en cada momento y hacia qué sitio se dirige, según recoge The Verge. Poco después de aterrizar en Marte con Perseverance, Grip y su equipo se dieron cuenta de que la zona era muy buena: "Teníamos un gran aeródromo delante de nuestras narices", comentó el piloto jefe.

Construido a prueba de Marte

Marte no es como la Tierra en varios sentidos, por eso los ingenieros han tenido que tener mucho cuidado a la hora de diseñar este helicóptero. Y la hora de la verdad se acerca, con este primer vuelo sabremos si han conseguido superar los retos que supone enviar una aeronave como esta.

A pesar de que Ingenuity ha sido construido en la Tierra, se ha tenido en cuenta que las noches en Marte son gélidas -pueden alcanzar los -90 grados centígrados-; pero para la NASA es esencial que sobreviva a estas temperaturas en sus vuelos, de ahí que se le haya hecho resistente a las bajísimas temperaturas marcianas. Además, tanto la atmósfera como la gravedad de Marte son inferiores que las de la Tierra, y eso interfiere en la manera en la que podría volar Ingenuity. No obstante, con un poco de suerte (y mucha ciencia) los ingenieros habrán superado la prueba y todo saldrá según lo previsto.

Perseverance podría descubrir vida en Marte

Perseverance . Créditos: NASA

Perseverance llegó a la superficie de Marte el pasado 18 de febrero tras siete minutos de auténtico terror. La misión de este rover es estudiar el cráter Jezero en busca de señales de vida antigua. Además, gracias a MEDA, un instrumento español, sabremos más sobre la atmósfera del planeta rojo. También recolectará muestras que, si todo sale según lo planeado por la NASA, podrían regresar a la Tierra más adelante junto con otra misión.

Perseverance podría tardar en dar con las primeras señales de vida, pero mientras llegan (o no) siempre nos quedarán las imágenes del primer vuelo de Ingenuity. Aunque hasta dentro de unas semanas tampoco llegarán, pero tanto Perseverance como Ingenuity grabarán y tomarán fotografias del proceso. El helicóptero lleva dos cámaras y casi será como estar allí. Casi.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.