Mirar el cielo nocturno es uno de los placeres de la vida. Por eso, al astrofotógrafo finlandés J-P Metsavainio le gusta inmortalizar la belleza del cielo en fotografías. De hecho, ha dedicado 1.250 horas a lo largo de 12 años para crear esta increíble imagen de nuestra galaxia, la Vía Láctea.

Metsavainio comenzó este proyecto en 2009. La imagen, en realidad, es un mosaico de otras 234 fotografías y completa mide 1,7 gigapíxeles. Pero, ¿por qué ha tomado tanto tiempo hacer esta imagen? El propio Metsavainio explica, según recoge Space.com, que algunas de estas imágenes tardan mucho tiempo en conseguirse.

Esto se debe a que algunos objetos son más tenues que otros y necesitan más tiempo de exposición. Por ejemplo, el remanente de una supernova necesita 60 horas de exposición. También se debe a que cada una de las imágenes se ha publicado de forma independiente antes de publicar esta mucho más completa.

Además de muchas otras increíbles imágenes, el astrofotógrafo finlandés explica muchos detalles técnicos sobre cómo ha ido haciendo las imágenes individuales y, después, el mosaico de la Vía Láctea. No está completo, claro, pero abarca todo lo que hay, estrellas y nubes incluidas, entre las constelaciones de Tauro y el Cisne. Esta es la panorámica completa:

J-P. Metsavainio

Gaia: en busca de la imagen más completa de la Vía Láctea

La imagen de Metsavainio es increíble y bellísima, pero no es la más completa de la Vía Láctea. De hecho, para eso está la misión Gaia de la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés).

Gaia es un satélite que se encuentra a 1,5 millones de kilómetros de la Tierra. Desde ahí se encarga de mapear la galaxia e, incluso, ver qué está pasando con otras galaxias. Ya en 2018 se vio que la Vía Láctea estaba despedazando a otro más pequeña, Sagitario-1, según explicaba a Hipertextual el astrofísico Xavier Luri en una entrevista.

La cámara de Gaia tiene una gran resolución, es capaz de fotografiar desde la Tierra la cara de una moneda depositada en la Luna

El objetivo principal de esta misión es, según comentaba Luri, "catalogar las estrellas de la galaxia y encontrar las claves del origen, la estructura y la evolución de la Vía Láctea". Y todo esto lo está pudiendo hacer gracias a su ojo, es decir, a su cámara digital gigante, que tiene 1.000 millones de píxeles. Para hacerse una idea: un móvil con 12 píxeles de cámara tiene doce millones de píxeles. Tiene una resolución tan buena que, según la ESA, es capaz de fotografiar desde la Tierra la cara de una moneda depositada en la Luna.

Ya sea desde la Tierra con increíbles imágenes como las de Metsavainio o en el espacio con las de Gaia; el espacio nos fascina.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.