La Agencia Espacial Europea (ESA, en inglés) ha presentado este miércoles los segundos resultados de la misión Gaia con un nuevo plano de la Vía Láctea en el que se han catalogado 1.700 millones de estrellas con “alta precisión”, según la propia institución. Es, hasta ahora, el “más completo, preciso y homogéneo”, según el ingeniero de Operaciones y Calibración de Gaia José Hernández.

Este nuevo catálogo es el más completo, preciso y homogéneo de la Vía Láctea hasta el momento

El objetivo principal de esta misión es catalogar las estrellas de la galaxia y encontrar las claves del origen, la estructura y la evolución de la Vía Láctea. Y, por el momento, parece que Gaia lo está consiguiendo gracias a su ‘ojo’ con el que se ha podido catalogar 1.700 millones de estrellas durante 22 meses (del 22 de julio de 2014 hasta el 23 de mayo de 2016) y es un catálogo “diferente al presentado en 2016”, señala Hernández. “Es más completo”, afirma. Además, cada nueva publicación será aún más completa, según los responsables de la misión.

“Gaia es como las gafas que necesitan las personas miopes. Antes podíamos intuir qué había, pero ahora lo estamos viendo”, explica el profesor de la Universidad de Barcelona e investigador de ICCUB/IEEC Xavier Luri Carrascoso. “Un ejemplo es lo que está pasando con Sagitario-1, porque hasta ahora solo podíamos intuir qué pasa con esta galaxia ya que había una estadística que apuntaba a que la Vía Láctea la está absorbiendo, pero ahora con Gaia lo estamos viendo”, señala Luri.

Es una ventana inmensa e infinita que se abre, esa es la revolución de Gaia”, explica la responsable del equipo de operaciones de Gaia Rocío Guerra.

El plano actual también contiene pequeños objetos del sistema solar, medio millón de lejanos cuásares y otras galaxias, como puede ser la nube de Magallanes. De hecho, gracias al primer catálogo de esta misión se descifró cómo gira, una incógnita hasta el momento. “Estamos viendo nuestra galaxia desde dentro y gracias a Gaia ya hemos observado el 1% de la población de la Vía Láctea, pero estamos ante el 40% del volumen de la galaxia”, explica Luri.

En 2016 se presentó una primera versión del mapa, pero incluía un catálogo menor de estrellas, tan solo 1.142 millones de astros. Se espera que el número de estrellas, pero también de otros cuerpos celestes, crezca hasta la versión definitiva para la que habrá que esperar.

Cómo funciona Gaia

El ‘ojo’ de Gaia, una cámara digital gigante, que tiene 1.000 millones de píxeles, es el encargado de realizar las fotografías gracias a su gran resolución, además de ser la cámara “más grande enviada al espacio", según la ESA. Por ejemplo, un móvil con 12 píxeles de cámara tiene doce millones de píxeles. Esta cámara digital es capaz de fotografiar desde la Tierra la cara de una moneda depositada en la Luna.

“Cada estrella tiene 40 observaciones diferentes. En Barcelona se encargan de juntar todas las observaciones de la misma estrella, para después hacer los cálculos”, explica Hernández. “Cada centro de la ESA tiene funciones diferentes y necesarias para completar los datos de las demás. Por ejemplo, en Cambridge se estudia el color de la estrella, su brillo, por lo que también necesitan tener en cuenta las distancias”, comenta.

El trabajo de análisis se lleva a cabo por el consorcio DPAC Gaia, que cuenta con 450 científicos que se encargan de procesar los datos en seis centros europeos de la ESA diferentes y que está financiado por 24 instituciones, entre ellas el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad.

“Todos los datos están desde las 12 a disposición de toda la comunidad científica”, explica Luri. Aunque también para “astrónomos principiantes” y curiosos: “Es de acceso libre”. Gracias a esto, se realizarán múltiples “publicaciones científicas” a lo largo de los próximos meses. Así que queda Gaia y Vía Láctea para rato.

Todos los datos están desde las 12 a disposición de toda la comunidad científica

Fin de la misión

Aunque la misión estaba programada para terminar este mismo año, ya ha sido prolongada de año y medio más. “Y es probable que, en total, esté diez años en funcionamiento. Cinco que ya lleva y otros cinco que se esperan”, señala Hernández. “Aunque todo dependerá del gas que hace que la sonda se mueva para realizar las imágenes. Si todo va bien, como parece, seguirá en funcionamiento esos cinco años extra”, explica.

Importancia de Gaia para España

En el Centro de la ESA en Villanueva de la Cañada se encuentran todos los datos de la misión Gaia. Al día, esta misión puede generar entre 40 y 90 GB de información que es enviada cada noche para su archivo en esta localidad madrileña. “Hay copias de seguridad parciales en otros centros”, ha explicado Luri. “Aunque la única copia completa se encuentra en Barcelona, por si hay algún problema con el centro de Madrid, y todos los datos son procesados por el superordenador MareNostrum”, ha añadido el profesor de la UB.

“Al terminar la misión habrá un petabyte de información” y todos estos datos estarán vigentes en las “próximas décadas”, señalan desde la ESA. Incluso otras agencias espaciales, como la NASA, ya han pedido acceso al catálogo “aunque podían entrar sin hacerlo, pero quieren tener copias parciales de la información y la ESA les ha dado apoyo técnico”, explica Guerra. También otros países, como Sudáfrica, se han mostrado interesados y tendrán “copias parciales de información” para que también puedan nadar entre la información que proporciona Gaia a la comunidad científica.