Está siendo la semana de los temas estrella respecto a las grandes tecnológicas. Mientras Barcelona retoma la lucha entre el taxi y Uber, la cuestión de la ‘Ley Rider’ ya tiene una resolución. Ahora sí que sí, la reforma del Estatuto de los Trabajadores en lo referente a las plataformas y riders tiene un acuerdo y un texto definitivo. El resultado no ha gustado a nadie pero que pone a España como la pionera en tomar esta decisión respecto a los riders.

Yolanda Díaz, Ministra de Trabajo, comparecía hoy a los medios para explicar el acuerdo que con nocturnidad se cerraba ayer miércoles. «Ha sido la negociación más dura y costosa que hemos tenido en este Ministerio», ha explicado, «es una normativa que ha suscitado mucho interés y que podemos decir que ha sido épica».

Con esta reforma «miles de trabajadores serán laborales y se verán beneficiados de todas las coberturas». ¿Cuántos? Desde el Ministerio apuntan a que no solo afectaría a Glovo, Deliveroo o Uber Eats. Esta medida tiene un impacto en todo el sector de plataformas del país, lo que «ayudará a emerger el dato de cuántos profesionales se ven afectados por esta cuestión».

Los agentes sociales, junto con la CEOE, llegaban a un acuerdo ayer miércoles sobre dos puntos esenciales de la ‘Ley Rider’. El primero de ellos aceptaba la laboralidad del sector, siguiendo la tendencia del Tribunal Supremo, lo que quiere decir que desde la publicación del nuevo texto el sector tendrá que ser contratado como trabajadores en plantilla de pleno derecho.

Por otro lado, un punto que pareció quedarse fuera de la ecuación: la obligación de publicar los algoritmos o función matemática que regulan la actividad de los empleados de plataformas. Esto garantizaría, desde el punto de vista del Ministerio, «neutralizar castigos algorítmicos que pueden crear sesgos en la actividad de los trabajadores y su rendimiento».

Las compañías tienen desde hoy 90 días para activar los cambios dentro de sus operativas. «Creemos que es un margen de actuación prudente para cambiar los márgenes operativos», explica la Ministra. Asímismo, desde hoy se considera a todos los riders empleados a tenor de la decisión del Tribunal Supremo.

El delivery en pie de guerra

De momento, ninguna de las plataformas afectadas –Glovo, Deliveroo o Uber Eats– hace declaraciones particulares sobre cómo van a proceder ante la aprobación de la ‘Ley Rider’.

Desde la Asociación de Plataformas de Servicios bajo demanda, englobando al colectivo en total. Desde su punto de vista, la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) ha fallado en su cometido y su negociación con los sindicatos. Ya era un rumor que venía hablándose desde hace semanas con la cesión a la laboralidad. Y ahora ha terminado por confirmarse:

“Lamentamos profundamente la posición que la CEOE ha tenido en la mesa del diálogo social, en la que ninguna de las propuestas del sector del reparto de comida a domicilio ha sido tenido en cuenta. 

Las cesiones de la CEOE han sido totales, incluyendo la obligación de revelar los algoritmos, una medida que sin duda afectaría muy negativamente al desarrollo de la economía digital en España además de atentar contra los principios más básicos de la libertad de empresa y la propiedad industrial. 

Las plataformas de delivery seguimos viendo con mucha preocupación el futuro del sector y el efecto que la laboralización forzosa propuesta por el Gobierno podría tener en el colectivo de repartidores, que ha expresado claramente su rechazo, y en el sector de la restauración, que ha pedido al Gobierno una ‘Ley Rider’ que no dañe todavía más al sector de la hostelería. «

Es, de hecho, el punto de la publicación del algoritmo a los sindicatos lo que más ha dolido a las compañías. Las cuales, muy seguramente, tilden a esta obligación de un incumplimiento de los secretos industriales de las mismas.

La Ministra apunta, no obstante, que la cuestión del algoritmo no afectaría únicamente al delivery. Es una medida a llevar a acabo independientemente de la naturaleza mercantil de la compañía. No tanto así como la cuestión de la laboralidad que sí estaría directamente enfocada al sector rider, dejando fuera a otros muchos colectivos. El motivo de esta diferenciación apuntaría a que para abordar otros colectivos hay que analizar uno a uno con calma y entender su situación.

También mal para los riders

Con la ‘Ley Rider’ pocos están de acuerdo. Desde luego, los riders no son unos de ellos.

Por un lado, los colectivos que sí apostaban por dicha reformulación, Riders x Derechos, aún habiendo logrado la inclusión de la laboralidad y el algoritmo de las compañías, exigen que esta medida debería ampliarse a todos los empleados de plataformas. Indistintamente de su actividad mercantil.

En el lado de los que venían rechazando la ‘Ley Rider’, así como su asunción de la laboralidad considerándolos falsos autónomos, esta noticia ha supuesto un duro revés.

“Nos sentimos decepcionados y ninguneados. Si queda algo por hacer, seguiremos insistiendo. Esta Ley dejará a muchos repartidores sin trabajo”.

Jordi Mateo, Presidente de APRA

Desde la Asociación apuntan a que este texto ha sido creado sin tener en cuenta su opinión dentro de las negociaciones. Un punto por el que se manifestaron hace unos días los diferentes grupos a favor de mantener el perfil de autónomo en las plataformas delivery. Hoy han vuelto a concentrarse delante del Ministerio de Trabajo para manifestar su descontento.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.