Apple ha tomado la decisión de demandar a un ex empleado por filtrar información secreta y confidencial a la prensa. La demanda identifica al individuo como Simon Lancaster. Asegura que abusó de su posición dentro de la compañía para tener acceso a documentos de proyectos y productos que estaban fuera de sus responsabilidades.

La demanda también asegura que descargó una buena cantidad de información confidencial durante su último día de trabajo, el pasado 1 de noviembre de 2019. Lancaster estuvo en Apple durante una década y dejó su trabajo para unirse a Arris. La información robada le benefició en su nuevo puesto, según consta en los documentos que fueron descubiertos por Appleinsider.

Arris International es una compañía estadounidense que, de hecho, trabajan como proveedores de Apple. Se dedican a la fabricación de equipos de telecomunicaciones, incluyendo módems, cablemódems, decodificadores de teléfono o de televisión por cable.

La acusación de Apple

Según se explican en los documentos, Simon Lancaster inició su contacto con un periodista en noviembre de 2018, un año antes de dejar su puesto en la multinacional. Durante el siguiente año, supuestamente, filtró información de proyectos secretos para obtener beneficio personal.

De acuerdo a la demanda, Lancaster ofrecía información confidencial a cambio de la publicación de artículos —con tono positivo, no sería de otra manera— sobre su nueva startup. Después de dejar su puesto, la relación con el periodista se afianzó mucho más. La investigación de Apple determinó que el acusado realizó esfuerzos extra para obtener aún más información secreta de proyectos dentro de la compañía.

Incluso cuando estaba dejando la compañía, atendió una reunión a la que Apple pidió que no asista. Nuevamente fue advertido mientras esta se realizaba. Nueve días después de dejar su puesto, hizo una petición para acceder a documentos de dos proyectos en los que no participaba que luego envió al corresponsal.

Las filtraciones se realizaron usando dispositivos —como Macs, iPhones o iPads— destinados para el trabajo. En otras ocasiones entregó el material confidencial en persona.

La filtración probablemente se trata de las gafas de realidad aumentada o los AirPods Max

Lancaster manifestó al periodista que dejaría su puesto en octubre de 2019 y le pidió que publique un artículo acerca de cómo un veterano del diseño dentro de Apple deja la compañía para unirse a una startup, refiriéndose a Arris.

A cambio compartió un documento confidencial al cual Apple se refiere en su demanda como Project X. La filtración podría referirse a las gafas de realidad aumentada o los AirPods Max, de acuerdo a las fechas en que se entregó los documentos y se publicaron informaciones posteriores, según AppleInsider.

En 2018, Apple advirtió a sus empleados que dejen de filtrar secretos con la amenaza de tomar acciones legales. Todos los documentos de esta demanda son públicos y pueden ser consultados a continuación:

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.