Aunque fueron los primeros en llegar, lo cierto es que en los últimos años iRobot y sus Roomba han perdido cuota de mercado. Esto se debe principalmente a la llegada de las numerosas marcas chinas que han puesto a la venta alternativas más baratas. Si bien iRobot siempre ha querido diferenciarse de ellas, con productos de mayor calidad y una mayor inversión en I+D, es innegable el daño que le hace toda la competencia, con precios en ocasiones hasta 5 veces inferior.

Para contrarrestar este efecto, iRobot utilizó dos vías: por un lado, nuevos dispositivos con importantes novedades como la estación de autovaciado y, por otro, actualizaciones de software de la mano de iRobot Genius, que contribuyan a hacer más inteligentes a los robots y mejorar la eficiencia durante la limpieza del hogar.

Vaciado autónomo de depósito

Con los modelos Roomba i7+ y s9+, iRobot logró solucionar el principal problema que tienen en común todos los usuarios de robots aspiradores: el vaciado del depósito. Una vez finalizado el trabajo de aspirar una superficie, cuando el robot vuelve a la base de carga lo hace también a una estación de vaciado automático.

El único inconveniente de estos aspiradores para muchas personas es el precio: 1.199 euros el modelo i7+ y 1.499 el modelo s9+. Ahora, con la llegada de la nueva Roomba i3+ por un precio de 699 euros, iRobot busca ganar nuevos usuarios que anteponen el precio como motivo en el proceso de compra. También existe la opción de comprar el modelo Roomba i3, sin la base de carga, por 449 euros.

Al igual que los modelos de alta gama, Roomba i3+ está equipado con el sistema de vaciado automático Clean Base. Con esta estación de eliminación automática de la suciedad, el robot se vacía por sí solo, sin intervención del usuario. Desde iRobot garantizan hasta 60 días de acumulación de suciedad y residuos en la estación de vaciado y carga, sellado en una bolsa especialmente preparada que atrapa hasta el 99% de los alérgenos del polen y del moho.

Misma eficiencia, compatible con asistentes de voz

En cuanto a la aspiración, Roomba i3+ limpia de forma sistemática siguiendo líneas rectas, lo que le permite navegar por múltiples habitaciones dentro de la casa, tanto en suelos como en alfombras. Al igual que los modelos superiores, también utiliza un sistema de limpieza en 3 fases, con dos cepillos de goma multisuperficie, un cepillo especialmente diseñado para llegar a esquinas y bordes y una potencia de succión 10 veces superior en comparación con la serie 600 de Roomba. Además, sabe dónde se acumula la suciedad y se emplea más a fondo en esas áreas específicas.

Al igual que los modelos más recientes, la nueva Roomba i3+ también es compatible con Alexa y Google Assistant por lo que podremos integrarla sin problema dentro de nuestro hogar conectado.

Roomba i3+ también es compatible con la tecnología de Coordinación Imprint, de modo que puede coordinarse con el robot friegasuelos Braava jet m6 de iRobot para ofrecer un nivel de limpieza adicional.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.