Twitter y Facebook pusieron un alto a Donald Trump tras los actos de violencia que tuvieron lugar en el Capitolio el pasado 6 de enero. Los bloqueos al mandatario, evidentemente, abrieron un debate sobre el poder de las compañías tecnológicas para frenar el discurso de cualquier personas. ¿Estamos ante un acto de censura que tendrá repercusiones en el futuro? Sobre este tema hablaron dos figuras cuya opinión interesa a un gran público: Elon Musk y Angela Merkel.

Elon Musk, CEO de Tesla y SpaceX, dejó entrever su preocupación de que las tecnológicas estén controlando el discurso en internet. A través de Twitter, el directivo opinó sobre el artículo «El malvado dictador fascista censurado y expulsado de su cargo» que publicó The Babylon Bee: «Mucha gente estará muy descontenta con que las grandes tecnológicas de la costa oeste sean los árbitros de la libertad de expresión«.

Desde luego, Elon Musk se está refiriendo a las compañías con sede en Silicon Valley. Y no solo las redes sociales, también las tecnológicas de California que intervinieron tras los sucesos en el Capitolio. No debemos olvidar que Apple y Google frenaron a Parler, una red social que se convirtió en el refugio de los grupos de extrema derecha y simpatizantes de Trump. La aplicación fue eliminada de la App Store y Google Play hasta que ajusten sus normas sobre el discurso de odio. Amazon les dio el golpe final al bloquearles el acceso a Amazon Web Services; con ello Parler perdió su infraestructura.

La opinión de Angela Merkel encaja con el sentir de Elon Musk

Por su parte, Angela Merkel, canciller de Alemania, coincidió con Elon Musk y también consideró que el bloqueo de Twitter y Facebook a Donald Trump es una situación «problemática». Así lo indicó a través de su portavoz, Steffen Seibert, quien también agregó que la libertad de expresar opiniones es «un derecho fundamental de importancia esencial». Si bien consideran que en ciertos casos se debe intervenir en algunos contenidos, debe ser siguiendo el marco de órganos legisladores, no por «decisión corporativa de plataformas en las redes sociales».

«Bajo este punto de vista, la canciller ve problemático el cierre permanente de las cuentas del presidente estadounidense», dijeron. Angela Merkel cree que los encargados de las redes sociales tienen una gran responsabilidad para que “la comunicación política no resulte envenenada por odio, mentiras e incitación a la violencia”. Por consiguiente, dejaron claro que nadie puede quedarse de brazos cruzados cuando las plataformas son usadas para difundir ese tipo de contenidos. Eso sí, el marco para regularlo, según la mandataria, debería ser definido por los gobiernos.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.