Adobe Flash llegó a ser un elemento imprescindible que todos debíamos instalar en PC o Mac para que el navegador web tuviera acceso a contenido multimedia. Flash se convirtió en un plugin de obligada instalación para disfrutar de animaciones, vídeos online y juegos Flash.

Pero los años pasan y unas tecnologías sustituyen a otras. Adobe Flash consumía memoria y batería en el caso de smartphones o computadoras portátiles y, además, constantemente se descubrían vulnerabilidades que hacían posible acceder a tu ordenador a través de Flash. No sólo eso, muchos usaron Adobe Flash como señuelo para instalar malware.

Y entonces apareció HTML5, que permitía animaciones, reproducir vídeos online y ejecutar juegos, con las ventajas de Adobe Flash pero sin sus inconvenientes. Así que era cuestión de tiempo que Adobe relegara Flash al olvido. El anuncio oficial se hizo en 2017: Adobe Flash dejaría de tener soporte oficial el 31 de diciembre de 2020.

¿Qué ocurrirá con Adobe Flash?

Que Adobe Flash no tenga soporte oficial no significa que deje de funcionar de repente. Es algo parecido a lo que sucedió con Windows 7 el año pasado. El fin de soporte significa que Flash dejará de recibir actualizaciones.

Las actualizaciones mejoran un software pero, sobre todo, corrigen sus errores y eliminan vulnerabilidades, uno de sus principales inconvenientes. Otro aliciente del soporte es que Adobe ofreciera asistencia técnica asociada a Flash.

Así pues, Adobe Flash no tiene porqué desaparecer en 2021. Simplemente, no recibirá actualizaciones y Adobe no ofrecerá soporte técnico al respecto. Si deseas seguir usándolo, será por cuenta y riesgo. De todas formas, Flash es en la Web algo del pasado, ya que tecnologías más modernas son la base de la Web actual.

Otro detalle que invita a abandonar Adobe Flash es que la propia Adobe advierte que desde el 12 de enero de 2021 bloqueará el contenido Flash al ejecutarlo con Adobe Flash Player. Sin embargo, desconocemos cómo afectará a quienes sigan usando este software.

Cómo seguir usando Flash

Hay muchas razones por las que seguir usando Flash. Tal vez tengas contenido creado con Adobe Flash que sólo funciona si tienes el plugin correspondiente. En el momento álgido de Flash se popularizaron las aplicaciones interactivas y los discos CD con contenido multimedia programado en Adobe Flash.

En cuanto al contenido online basado en Flash, tarde o temprano irá desapareciendo. De ahí que hayan surgido proyectos que quieren preservar ese contenido para el futuro. De ellos destacan dos: Flashpoint y The Internet Archive.

Flashpoint es un proyecto para preservar más de 70.000 juegos y más de 8.000 animaciones. El contenido es gratuito y puedes descargarlo a tu ordenador. En el momento de escribir estas líneas, el archivo completo ocupa 478 GB de descarga y 532 GB una vez descomprimido. Hay una versión más ligera que ocupa 500 MB de descarga y 2 GB al descomprimir.

Por su parte, The Internet Archive ha compilado contenido Flash para que puedas disfrutar de él por primera vez o recordar viejos tiempos. El contenido es gratuito y, lo mejor de todo, funciona online, desde el navegador web. Para ello emplea un emulador Flash que funciona en navegadores modernos.

Varias opciones a elegir

Así pues, ¿cómo seguir usando Flash para ver contenido Flash en tu PC o Mac? Puedes optar por crear una máquina virtual de Windows o Linux donde correr Flash y ejecutar así aplicaciones o desarrollos Flash sin peligro a que tu ordenador se vea afectado por las vulnerabilidades de Flash. Si eliges esta opción, ten en cuenta que deberás usar navegadores en versiones obsoletas y también inseguras. Encontrarás los requisitos en este enlace.

Hay desarrolladores que piden a Adobe que publique el código fuente de Flash para desarrollarlo bajo licencia de código abierto. Por el momento no hay nada concreto, pero esto haría posible lanzar nuevas versiones de Flash, actualizadas y corrigiendo errores y vulnerabilidades.

Otra posibilidad consiste en recurrir al emulador Flash que emplea The Internet Archive para su catálogo Flash. Su nombre es Ruffle y puedes descargarlo para Windows, macOS y Linux. También tiene una extensión para instalar en Firefox, Chrome, Edge y Safari. Incluso puedes descargar su versión Web para crear tu propio servidor para ver contenido Flash online u offline.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.