Las grandes operaciones que han dibujado el panorama emprendedor de los últimos meses no han sido suficientes para amortiguar la caída de los meses del confinamiento. Atómico, la firma de capital riesgo británica, acaba de publicar su informe anual State of European Tech y confirma lo que ya esperábamos: la financiación de startups en España se desploma.

El efecto de la pandemia sobre el sector emprendedor en España –y más concretamente sobre su capacidad de atraer a los inversores y a la financiación de startups– ha caído en un 56% respecto a 2019. Dicho informe asume, de hecho, que el país es el que más está sufriendo los efectos de la crisis sanitaria por el coronavirus: el décimo puesto del top 10. Si en 2019 las startups al sur de los Pirineos lograron levantar 1.457 millones de dólares, en lo que llevamos de año solo se han logrado 636 millones. Con alguna más que probable operación por cerrar en lo que resta de año, lo cierto es que las cifras ocupan uno de los peores lugares de la serie histórica.

Otros informes no piensan lo mismo

Pese a todo, el mal dato del informe anual de Atómico contrasta con la cifra del Observatorio de Startups de Bankinter. En lo que llevamos de año, y según sus registros, las startups en España han logrado 1.068 millones de euros. Ligeramente superior a 2019, con un incremento del 6%.

¿A qué se debe esta gran discrepancia en las cifras de financiación de startups? La realidad es que la certificación de startup es uno de los mayores debates del sector desde hace tiempo: ¿quién entra y quién no? Esa es precisamente la vara de medir de los diferentes colectivos. Para Atómico, muchas de las startups consideradas por Bankinter quedan fuera del radar y, por lo tanto, fuera de su estudio. Así como sus inversiones, más moderadas que el resto de los países europeos, pero también válidas.

De hecho, han sido las grandes operaciones las que se han visto más comprometidas en España desde el inicio de la pandemia. Es, sin duda, el tiempo de las rondas grandes, pero más modestas. Según Bankinter, las operaciones de más de 50 millones –tres en 2020 con Glovo, Flywire y Devo– se desploman respecto a los años anteriores. Son las rondas de entre 5, 10 y 20 millones las que, de hecho, han crecido en 2020. Muy por encima de 2019 y 2018, principalmente en el rango de los 20 millones de euros. Jeff, Ontruck, Factorial o Movo, entre una lista de 22 rondas.

Para el resto de Europa y teniendo en cuenta los datos de Atómico, las noticias son mucho más positivas. El viejo continente mantiene el tipo en lo que a recaudación de fondos se refiere e incluso aumentan lo recaudado en 2019; 40.600 millones de dólares, un 1,2% más que 2019. Para Estados Unidos ha sido su año dorado: 141.000 millones, 5 veces más que Europa y superando su cifra del año anterior.

Desaparece el turismo en la financiación de startups, pero llega el fintech

No todo iban a ser malas noticias para España en lo que al informe de Atómico se refiere: España es el sexto destino mundial más popular para las empresas tecnológicas. Compañías que, por otro lado, han dejado atrás la industria del turismo y viajes. Si bien es cierto que para el segmento del turismo –en el que podríamos meter a Airbnb o Uber, si de movilidad se tratase– es un duro golpe, para el fintech esta cifra no es una sorpresa.

El sector vivió un buen inicio de año, pero la llegada del coronavirus ha trastocado todas las bases de la industria. Mientras este segmento ha desaparecido de los planes de financiación de startups de los fondos, el fintech marca su récord histórico: 9,4 millones, más que cualquier otro sector. Como no podía ser de otra manera, Reino Unido marca la pauta y tendencia en este vertical de negocio.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.