Premio Nobel de Física 2020
– Oct 6, 2020, 12:16 (CET)

Los agujeros negros, protagonistas del Premio Nobel de Física 2020

Andrea Ghez es la cuarta mujer galardonada con el Premio Nobel de Física.

Un año más, los Premios Nobel son los protagonistas del mes de octubre. Este lunes 5 de octubre se entregó el Premio Nobel de Medicina de 2020, que fue a parar a manos de Harvey J. Alter, Michael Houghton y Charles M. Rice por el descubrimiento del virus de la Hepatitis C. Pero, ¿quién se ha llevado el Nobel de Física de 2020?

El Premio Nobel de Física de 2020 se ha dado en dos partes. Por un lado a Roger Penrose, profesor de la Universidad de Oxford, "por el descubrimiento de que la formación de agujeros negros es una predicción sólida de la teoría general de la relatividad", según ha comentado. Mientras que la otra mitad del premio Nobel de Física ha ido a parar a manos de Reinhard Genzel, profesor de la Universidad de Berkely, y Andrea Ghez, profesora de la Universidad de California en Los Ángeles, "por el descubrimiento de un objeto compacto supermasivo en el centro de nuestra galaxia", ha añadido el secretario general.

Ghez es la cuarta mujer en recibir el Premio Nobel de Física desde 1901, año en el que se entregó el primero de estos galardones. Hasta ahora solo se habían llevado el Premio Nobel de Física tres mujeres: Marie Curie en 1903, Maria Goeppert-Mayer en 1963 y Donna Strickland en 2018. En total, 204 personas han ganado un Nobel de Física.

El premio es de 10 millones de coronas suecas, unos 951.438,37 euros al cambio actual, que tendrán que repartirse en dos mitades. La primera para Penrose y la segunda a repartir entre Genzel y Ghez.

El trabajo de Penrose

Roger Penrose nació en 1931 en Colcheste, Reino Unido, y se doctoró por la Universidad de Cambridge. En la actualidad es profesor en la Universidad de Oxford.

Diez años después de la muerte de Albert Einstein, en 1965, Penrose demostró "con ingeniosos métodos matemáticos" en que los agujeros negros "realmente se pueden formar y los describió en detalle". De hecho, Einstein no creía que pudieran existir, pero "son una consecuencia directa de la teoría general de la relatividad" del físico, explica en un comunicado de prensa la Academia sueca de las ciencias. "Su artículo innovador todavía se considera la contribución más importante a la teoría general de la relatividad desde Einstein", señalan.

Aunque debido a su gran labor divulgativa se considera a Stephen Hawking como el padre de los agujeros negros, no podemos olvidar que fue justamente Penrose el que le dirigió su tesis. Siguiendo esta analogía, Penrose sería el abuelo de los agujeros negros. Por desgracia, el fallecimiento de Hawking en 2018 le ha impedido compartir premio nobel con su mentor. Pero teniendo en cuenta que tan solo se puede repartir el premio entre tres ganadores, hubiera sido muy difícil la decisión para la Academia sueca de las ciencias.

El descubrimiento de Genzel y Ghez

Por otra parte, el descubrimiento del agujero negro que se encuentra en el centro de nuestra galaxia, en Sagitario A *, es obra de los equipos liderados por Reinhard Genzel y Andrea Ghez, por lo que se les ha galardonado con el Premio Nobel de Física de 2020.

Cada uno lidera un grupo de astrónomos que se han centrado en Sagitario A * desde principios de la década de 1990. "Las órbitas de las estrellas más brillantes más cercanas al centro de la Vía Láctea se han cartografiado con una precisión cada vez mayor. Las mediciones de estos dos grupos concuerdan, y ambos encontraron un objeto invisible extremadamente pesado que tira del revoltijo de estrellas, haciéndolas correr a velocidades vertiginosas. Alrededor de cuatro millones de masas solares se agrupan en una región no mayor que nuestro sistema solar", explican desde la Academia sueca de las ciencias.

Genzel y Ghez han usado los telescopios más grandes del mundo para desarrollar métodos y poder ver "a través de las enormes nubes de gas y polvo interestelar hasta el centro de la Vía Láctea". Su trabajo ha consistido durante 30 años en perfeccionar las técnicas para compensar las distorsiones causadas por la atmósfera terrestre, extender los límites de la tecnología, construir instrumentos únicos... Además, ambos se comprometieron con la investigación a largo plazo. Todo esto ha dado lugar a una evidencia: en el centro de la Vía Láctea tenemos un agujero negro.

"Los descubrimientos de los galardonados de este año han abierto nuevos caminos en el estudio de objetos compactos y supermasivos. Pero estos objetos exóticos todavía plantean muchas preguntas que piden respuestas y motivan la investigación futura. No sólo preguntas sobre su estructura interna, sino también preguntas sobre cómo probar nuestra teoría de la gravedad en las condiciones extremas en las inmediaciones de un agujero negro", ha explicado David Haviland, presidente del Comité Nobel de Física.

No habrá banquete de gala para los ganadores

Este año no habrá banquete de gala el próximo mes de diciembre debido a la pandemia de COVID-19. En esta gala, además de los galardonados y la Familia Real de Suecia, se reúne más gente. En total suelen ser unas 1.300 personas en la gran sala de la Alcaldía de Estocolmo. Debido a que se desaconsejan las grandes reuniones y a que es necesaria la distancia física, la Fundación Nobel ha decidido cancelar este tradicional banqueta de gala.

El año pasado el Nobel fue a parar a manos de James Peebles por su contribución a entender la evolución del universo, y a los investigadores Michel Mayor y Didier Queloz por ser los primeros en descubrir un exoplaneta orbitando una estrella de tipo solar.

Entre los tres países con más Nobel de Física se encuentran Estados Unidos, con 88 premiados; Alemania (25), y Reino Unido (23). Justamente las nacionalidades de los tres galardonados de este año: Ghez es estadounidense; Genzel, alemán y Penrose, británico.