Google no es ajeno al desarrollo de hardware, aunque en meses recientes los rumores apuntan a que la empresa desarrollaría sus propios chips. Al igual que Apple, la empresa de Mountain View diría adiós a los soluciones de terceros e integraría un procesador propietario en sus dispositivos móviles.

Este rumor ha ganado terreno luego de los resultados financieros de Alphabet, donde Sundar Pichai confirmó que están invirtiendo en hardware. Durante la llamada con accionistas para ofrecer las ganancias del tercer trimestre de 2020, un analista le preguntó a Pichai sobre el hardware.

"Estamos haciendo inversiones más profundas en hardware, algunas de las cuales tardan de dos a tres años en realizarse. Estoy emocionado con la excelente hoja de ruta que tenemos por delante", comentó Pichai. "Creo que definitivamente hemos demostrado con los Pixel 4a y Pixel 5 una propuesta de valor clara y nos basaremos en eso", mencionó.

El próximo procesador del Pixel sería fabricado por Google

Pixel 4a. Foto: David Ortiz | Hipertextual.

Según Pichai, la empresa está pensando detenidamente sobre cuales son los factores de forma que de verdad importan, refiriéndose a sus smartphones. "El hardware está ahí para beneficiar estratégicamente tanto la forma en que guiamos el ecosistema de Android" afirmó el CEO de Google durante la llamada.

Un reporte de Axios que data de abril de este año mencionó que Google usará procesadores fabricados por ellos mismos en los Pixel de gama alta de 2021. El chip, conocido bajo el nombre clave Whitechapel, es un desarrollo en conjunto con Samsung, quien usará el proceso de fabricación de 5 nm.

Con este procesador Google buscaría mejorar las capacidades del Asistente de Google así como acelerar su tecnología de inteligencia artificial en los dispositivos. Esto coincide con lo dicho hoy por Sundar Pichai, quien mencionó que piensan detenidamente en el hardware basándose en las funciones que serán importantes para los usuarios como la Búsqueda y el Asistente.

Whitechapel unificaría elementos como CPU, GPU y el Pixel Neural Core, un coprocesador encargado de acelerar tareas de IA, reconocimiento de voz y mejora de las imágenes que capturamos con la cámara del móvil. Con esto Google se pondría al nivel de empresas como Apple, Samsung o Huawei, que desarrollan sus propios chips en los terminales de gama alta.

Pese a que miranda está puesta en los Pixel, no se descarta que los chips de Google también lleguen a las Chromebooks y otros dispositivos de hardware de la compañía. Por ahora queda claro que el desarrollo de estos forma parte de la hoja de ruta de la compañía.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.