El director de la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA), Patrick Ky, dio el visto bueno al Boeing 737 MAX para volver a volar, por lo que su regreso es inminente. De acuerdo con Bloomberg, el titular de la EASA declaró que estaba satisfecho de los cambios realizados por Boeing para que la aeronave sea segura para volar.

En una entrevista con el medio, Ky mencionó que tras el análisis se determinó que es seguro y que el nivel alcanzado es lo suficientemente alto para la EASA. Pese a que la certificación no está del todo concluida, es cuestión de semanas para otorgarla.

Por ahora la agencia europea revisa los documentos finales antes de emitir una directiva de aeronavegabilidad. Según Ky, el Boeing 737 MAX regresará a los cielos de Europa antes que finalice el 2020, aunque el fabricante estadounidense todavía necesitará realizar ajustes para garantizar la seguridad de sus próximos modelos.

La EASA solicitó un tercer sensor sintético para evitar una catástrofe como la ocurrida en los accidentes de Etiopía e Indonesia. Ky mencionó que este sensor simplificaría el trabajo de los pilotos si fallan los sensores mecánicos del ángulo de ataque en el MAX.

Aunque la agencia europea considera a este requisito como algo necesario para aumentar el nivel de seguridad, no será indispensable para la variante actual del 737 MAX. A Boeing le tomará entre 20 y 24 meses para desarrollarlo, por lo que se incluirá en la certificación del 737-MAX 10 en 2022.

El Boeing 737 MAX necesita la certificación de EE.UU., China y otros reguladores

Cabina del Boeing 737 MAX (Foto Roberto Leiro)

Mientras que Europa está cerrando los últimos detalles para el regreso del Boeng 737 MAX, la empresa todavía necesita conseguir la certificación de otros reguladores como la Administración Federal de Aviación de EE.UU. (FAA) o su contraparte en China.

En el caso de la primera, el organismo ya realizó los vuelos de prueba y su director, Steven Dickinson, se mostró satisfecho luego de pilotar el avión hace unos días. La FAA todavía no realiza declaraciones ante un posible regreso, aunque se mencionó anteriormente que el avión no volvería antes de 2021.

De China se dice que participó en algunas revisiones del avión, aunque no se involucró en las pruebas realizadas por la FAA, EASA y otros reguladores. El país asiático es un mercado importante para Boeing, quien tiene estacionados más de cien aviones 737 MAX de aerolíneas como Air China, China Eastern, China Southern, y más.

Boeing todavía tiene un largo camino por recorrer. La empresa deberá aplicar mejores medidas de seguridad a sus próximos aviones. La EASA dijo que analizará cualquier punto potencial de falla como parte de la revisión. De igual modo la FAA hará lo mismo, luego de recibir duras críticas al certificar el Boeing 737 MAX sin considerar los fallos que dieron origen a los accidentes.

Sumado a eso, las aerolíneas deberán preparar a su tripulación para capacitarlos sobre los cambios en la aeronave. Algunas de ellas no han esperado a la certificación y ya comenzaron el proceso, con miras a volar a principios de 2021.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.