Black Widow
– Sep 24, 2020, 23:29 (CET)

El Universo Cinematográfico de Marvel sufre un descalabro por culpa de ‘Black Widow’

La fase 4 del Universo cinematográfico de Marvel enfrenta el grave problema de un considerable atraso de calendario, que no sólo compromete la integridad del proyecto a una escala considerable, sino la forma en que el estudio había imaginado podría extender las historias y líneas narrativas confluentes a mediano plazo. ¿Qué ocurrirá de ahora en adelante, luego que se divulgara la nueva fecha de estreno de Black Widow?

Se trata de un secreto no muy bien disimulado: la estrategia de Disney Plus de estrenar Mulán de Niki Caro en su plataforma streaming con un coste considerable y además, en medio de todo tipo de preguntas sobre la viabilidad del método de venta, ha tenido todo tipo de consecuencias, casi todas preocupantes para los futuros proyectos del estudio.

La primera víctima de lo que parece ser un experimento fallido a nivel de marketing y ventas, ha sido Black Widow de Cate Shortland, cuyo estreno fue aplazado hasta el mayo del 2021. Un revés que demuestra que lo ocurrido con Mulán es mucho más significativo de lo que podría suponerse en primer lugar.

No solo se trata del descalabro a nivel de calendario que supone el retraso en el estreno de Black Widow, sino lo que significa para el resto de las producciones del Universo Cinematográfico de Marvel.

El retraso de la primera película de la Fase 4 tiene como inmediata consecuencias que Eternals, de Chloé Zhao, también deba aplazar su llegada al cine. Lo que quiere decir que la era posterior de la Infinity Saga del MCU no llegará a pantalla sino hasta mediados del año entrante y eso, sin las condiciones son favorables. Se trata de una situación compleja que pone a Marvel en la complicada situación de reestructurar por completo sus planes para los siguientes diez años.

Es la primera vez desde la Fase 1 que Marvel no estrena una película anual: el último film del Universo Cinematográfico de Marcel en llegar a la pantalla grande fue Spider-Man: Far From Home, del director Jon Watts, que se estrenó en julio pasado. Una distancia más que preocupante con el venidero estreno de Black Widow. La eventualidad echa por tierra las intenciones de Kevin Feige de capitalizar la popularidad de la imbatible Endgame de los hermanos Russo en las próximas producciones de la franquicia, lo que supone un considerable problema para la película protagonizada por Scarlett Johansson.

Black Widow lleva a cuestas el serio inconveniente de ser una película fuera del canon, que además contará la historia de un personaje que ya murió en el universo de la saga, lo cual resta impulso e importancia dentro de las historias futuras. Y aunque el film había sido anunciado como una revisión a uno de los personajes más queridos de la Fase 3, el hecho de que el film ahora carezca del impulso inmediato de la historia en que se le vio sacrificarse y morir, pone en tela de juicio lo que podría ocurrir — o no — con sus resultados en taquilla.

¿Podría la historia de la espía encarnada por Johansoon sostenerse por sí sola? La pregunta está llena foros de discusión y hace correr ríos de tinta en medios especializados. A pesar de su popularidad, Black Widow siempre fue parte del equipo de los originales Vengadores, por lo que su historia está relacionada de manera directa a los eventos anteriores y quizás posteriores a los que pueda contar la película que relata los pormenores de la vida del personaje, como ente individual.

No obstante, el nuevo retraso hace que la percepción acerca Natasha Romanoff sea mucho más lejana a su papel como miembro del equipo. ¿Podría lo anterior afectar el éxito de la película?

Black Widow: el tiempo juega en contra

Black Widow - Scarlett Johansson

No solo se trata del mal sabor de boca que Disney tuvo que soportar por el resultado decepcionante de Mulán, sino el hecho que los pobres resultados de taquilla de Tenet, demostraron a los estudios que no vale la pena sacrificar superproducciones en medio de una situación incierta que tiende a hacerse cada vez más grave.

Se trata de una combinación preocupante: a las escasas salas de cine abiertas se suma el hecho de un menor número de funciones con una cuarta parte del público. De modo que para Marvel, la disyuntiva debió ser simple: ¿puede Black Widow convertirse por razones ajenas a su control en el primer fracaso de taquilla a toda regla de la casa de las Ideas?

Antes de hacer la prueba, el estudio tomó la decisión obvia, lo que tuvo un inmediato efecto dominó: de inmediato se anunció que Eternals se lanzará el 5 de noviembre de 2021. En este re acomodo de calendarios ahora es la tercera película de la Fase 4 en lugar de la segunda, después de Black Widow (mayo de 2021) y Shang-Chi and the Legend of the Ten Rings (julio 2021). En este momento, ambas son las únicas películas de Marvel que tienen nuevas fechas de lanzamiento.

Dado que el Universo Cinematográfico de Marcel está interconectado, generalmente hay una razón detrás del orden de lanzamiento las películas del estudio. De modo que cabe suponer que Shang-Chi and the Legend of the Ten Rings, de Destin Daniel Cretton, podría apuntalar el éxito de la futura Eternals y sobrevivir a un eventual fracaso de taquilla de Black Widow.

Es un movimiento inteligente, teniendo en cuenta que la historia de Natasha Romanoff es una precuela ambientada entre los eventos de Civil War e Infinity War, mientras que Shang-Chi y Eternals se centrarán principalmente en presentar nuevas caras.

Una vez reordenado el calendario, la Fase 4 continuaría a partir del 7 de mayo del 2021 con el estreno de Black Widow, seguido de Shang-Chi and the Legend of the Ten Rings el 9 de julio de 2021 (¿podrá ser casual que ambas sean tan cercanas?). Las últimas películas del año serían Eternals, que llegaría a la pantalla grande el 5 de noviembre de 2021 y posteriormente, Spider-Man: Homecoming 3 que sería estrenada el 17 de diciembre de 2021.

Black Widow

2022 también sería un año ajetreado: Thor: Love and Thunder llegaría el 11 de febrero de 2022, mientras que Doctor Strange in the Multiverse of Madness lo haría el 25 de marzo. Tentativamente, Black Panther 2 (sin que haya nada claro sobre su casting o cómo se remplazará la sensible ausencia de Chadwick Boseman) se estrenaría el 6 de mayo y Capitana Marvel 2 el 8 de julio del mismo año.

¿Luce apresurado? Lo es un poco y eso hace preguntarse si la necesidad de Marvel por mantener a su calendario a mediano plazo no provocará la tan temida saturación del mercado, y en especial una percepción mucho más dura del público con respecto a las historias de Marvel. Lo cierto, es que para el estudio la pandemia supone un problema mayor que incluso, puede afectar la supervivencia de una de las franquicias más exitosas de toda la historia en toda su extensión.