En 1979, uno de los padres del nuevo periodismo publicó una obra de gran éxito sobre la carrera espacial, acerca de los esfuerzos enormes y los costes personales de las personas que dieron todo de sí mismas para que el Proyecto Mercury (1961-1963) llegase a buen puerto. El autor es Tom Wolfe, conocido además por la novela La hoguera de las vanidades (1987), y la obra referida, Elegidos para la gloria. En 1983, el director Philip Kaufman la trasladó al cine y su largometraje obtuvo cuatro premios Oscar. Y el próximo 9 de octubre se estrena en Disney Plus una nueva adaptación homónima de ocho episodios a cargo de Mark Lafferty.

Este productor ejecutivo estadounidense ha aportado guiones para otras series como la también históricas Manhattan (Sam Shaw, 2013-2015) y Genius (Kenneth Biller, Noah Pink y Suzan-Lori Parks, desde 2017), Halt and Catch Fire (Christopher Cantwell e ídem C. Rogers, 2014-2017) y Castle Rock (Shaw y Dustin Thomason, desde 2018), basada en el universo del novelista Stephen King. Para los que recuerden muy bien el libro de Wolfe, la película de Kaufman o amen la historia del programa espacial de Estados Unidos, tanto la trama de Elegidos para la gloria en formato de serie de televisión les resultará conocida.

Como los nombres de los personajes protagónicos: los astronautas Scott Carpenter (James Lafferty), Gordon Cooper (Colin O’Donoghue), John Glenn (Patrick J. Adams), Gus Grissom (Michael Trotter), Wally Schirra (Aaron Staton), Alan Shepard (Jake McDorman) y Deke Slayton (Micah Stock); así como los de sus esposas, Rene Carpenter (Jade Albany Pietrantonio), Trudy Cooper (Eloise Mumford), Annie Glenn (Nora Zehetner), Betty Grissom (Rachel Burttram) o Louise Shephard (Shannon Lucio). Y para abrir boca hasta que se lance en Disney Plus, aquí tenéis un clip en exclusiva de Elegidos para la gloria.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.