No se sabe hasta qué punto los vínculos con un personaje pueden ser de verdadera importancia para el actor que le interpreta, para que consiga meterse en su piel, asuma su personalidad y adopte sus gestos y, de esta forma, resulte difícil distinguir al uno del otro contemplándole en pantalla o en un escenario teatral. A Antonio Banderas le hablaban de Picasso desde que era niño en su Málaga natal como no podía ser de otra manera: comparte patria chica con el afamado pintor, que es todo un referente para la ciudad por serlo para la historia de la pintura contemporánea. Y el intérprete andaluz debe de estar pletórico por haber conseguido su papel en la temporada dos de la serie Genius, creada por Kenneth Biller (Perception) y Noah Pink (This Is Your Death) para el canal National Geographic en 2017, pues se centra en el controvertido artista pictórico.

Pero no se sentirá así solamente por su vínculo circunstancial con él: Banderas llevaba mucho tiempo deseando encarnarle y por fin le ha sido posible. El respetado director español Carlos Saura (La caza, ¡Ay, Carmela!) continúa en su empeño por rodar el largometraje 33 días, sobre la elaboración de la pintura más célebre de Picasso, el Guernica, nada menos que desde el año 2012. Presentó este proyecto cinematográfico en el Festival de Cannes previo, y lo último que se sabe de él es que el guion correría a cargo de Elías Querejeta (Siete mesas de billar francés), Louis-Charles Sirjacq (Vive la sociale!) y el propio Saura y que el director de fotografía sería el gran Vittorio Storaro, que se hizo con el Oscar por Apocalypse Now (Francis Ford Coppola, 1979), Reds (Warren Beatty, 1982) y El último emperador (Bernardo Berlolucci, 1987) en su correspondiente categoría.

genius picasso antonio banderas
Freemind Arts

Además, la banda sonora sería compuesta por Pascal Gaigne (El sol del membrillo, Silencio roto, Gordos), último ganador del Goya por su partitura para Handia (Aitor Arregi y Jon Garaño, 2017), y el diseño de producción lo iba a firmar el distinguido Gil Parrondo, galardonado con el Oscar por su labor en Patton (Franklin J. Schaffner, 1970) y Nicolás y Alejandra (Schaffner, 1971), y con el mismo Goya por la de cuatro películas de José Luis Garci, Canción de cuna (1995), You’re the one (2001), Tiovivo c. 1950 (2005) y Ninette (2006), pero lamentablemente falleció en diciembre de 2016. Y, como supondréis, el gran protagonista del filme no sería otro que Antonio Banderas interpretando al Picasso que, en esos días de mayo y junio de 1937 en París, le entregó a la humanidad su mayor obra maestra.

“Es un personaje que me ha perseguido durante mucho tiempo y siempre lo había rechazado”, contaba Banderas en una entrevista debido a su nominación a los Goya por su Robert Ledgard de La piel que habito (Pedro Almodóvar, 2011) en febrero de 2012. Y desde entonces se dedicó a documentarse a fondo y a trabajar el libreto tanto en nuestra lengua como en francés, e incluso empezó a recibir clases de pintura. “Me merece mucho respeto porque soy malagueño, porque nací a cuatro cuadras de donde lo hizo él”, había declarado en la misma entrevista antes de sudar la gota gorda con su preparación. “Siempre me ha fascinado: salvando las distancias, se fue de Málaga un poco más joven que yo, y sentía como yo una morriña brutal por la tierra”. La tierra a la que insistiría que fuese luego, en 2017, el equipo de Genius hasta para la premiere mundial el pasado marzo.

“Estoy leyendo mucho y acercándome a algunas personas que todavía viven y que lo conocieron”, le había explicado a la prensa mexicana en junio de 2012 durante la promoción de su perfume, aunque ya se había acercado a la familia del pintor, según sus palabras en la entrevista de los Goya: “Tuve la suerte de conocer hace tiempo a su hija Paloma y me contó que Picasso nunca abandonó su idea de volver a Málaga. También me dijo que le gustaba oírme porque yo hablo el español con el acento cerrado malagueño —que le recordaba a su padre—, de zeta pura”. Caray. Y en la capital de México había soltado lo siguiente: “Quiero acabar oliendo a pintura, quiero oler a aguarrás, quiero oler a Picasso”. Él repite que volverá a encarnarle para Saura, pero ya no nos cabe duda de que ha logrado oler como quería en la segunda temporada de Genius, así que estará y estamos de enhorabuena.