Facebook lo volvió a hacer. La empresa permitió que desarrolladores accedieran a los datos de usuarios inactivos en la aplicación, algo que no debió ocurrir. Facebook reveló que al menos 5.000 desarrolladores recibieron información de usuarios que llevaban más de 90 días de inactividad en su cuenta.

Esto va en contra de los lineamientos establecidos en 2018, en donde la capacidad de una app para recibir datos expiraba si el usuario no abría la app en tres meses. Facebook dijo que recientemente descubrió que en algunos casos, las aplicaciones continuaron recibiendo datos que las personas autorizaron previamente.

La tecnológica asegura que no hay evidencia de que las apps recibieran otra información privada. Los datos compartidos eran de género o idioma y expone a las aplicaciones de acondicionamiento físico como ejemplo.

"Esto podría suceder si alguien usara una aplicación de acondicionamiento físico para invitar a sus amigos de su ciudad natal a un entrenamiento, pero no reconocimos que algunos de sus amigos habían estado inactivos durante muchos meses." comentó Konstantinos Papamiltiadis, vicepresidente de acuerdos de plataformas.

Luego de descubrir el fallo, Facebook asegura que lo solucionó en un día. La empresa no reveló cuántos usuarios resultaron afectados por este problema de privacidad.

Facebook no puede proteger la información de sus usuarios

El incidente más reciente demuestra que Facebook no es capaz de proteger la información de sus usuarios. Tras el escándalo de Cambridge Analytica, la tecnológica implementó el sistema para limitar el acceso a nuestros datos por aplicaciones de terceros.

Los cambios llegaron tiempo después de que Mark Zuckerberg compareciera ante el Senado de EE.UU. El sistema afecta al uso de Facebook Login, la API que permite a las personas iniciar sesión en aplicaciones de terceros y la web. En este caso, el token de acceso caduca después de 90 días y se cierra el grifo a las apps para acceder a nuestros datos.

"Creemos que esta actualización ayuda a generar confianza y conduce a conexiones más seguras en nuestro ecosistema", mencionó en su blog Facebook, algo que claramente no ocurrió. Luego del fallo reportado es evidente que el sistema necesita más trabajo si desea proteger la privacidad de las personas.

El nuevo problema se suma a una serie de escándalos que mantienen en jaque la reputación de Facebook. La empresa se mantiene en la mira luego de permitir que Donald Trump y grupos afines al presidente de EE.UU. publiquen mensajes de odio en la red social. Esto último provocó un boicot de múltiples anunciantes, incluido Coca-Cola.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.