¿Quién dijo que un virus podía parar la máquina de las inversiones en tecnológicas? Ciertamente alguna se habrá quedado en el camino, pero las grandes operaciones han mantenido sus procesos intactos. La última de ellas ha sido en OnTruck. La compañía cofundada por Iñigo Juantegui, el mismo que estuviese en los cimientos de La Nevera Roja, acaba de anunciar su última ronda de 17 millones de euros.

Con esta operación, la compañía centrada en el universo de los camiones cierra su cuarta operación con más de 50 millones en financiación total.

Atomico elige al heredero de La Nevera Roja para una de sus primeras inversiones


En este caso se ha dado entrada a un nuevo fondo que ha liderado el proceso. Oil & Gas Climate Initiative (OGCI), fondo creado por grandes participantes del sector del petróleo y gas para invertir en compañías dedicadas a incentivar la descarbonización. Junto a este, Endeavor Catalyst se suma al porfolio de inversores que ya vienen participando en todas las rondas de Ontruck: Cathay Innovation, Atomico, Idinvest Partners y Total Carbon Neutrality Ventures.

Nacidos en 2016, Ontruck surgió con la idea de ocupar un hueco en un sector que, a priori, podría no llamar la atención de la mano de Íñigo Juantegui, Javier Escribano, Gonzalo Parejo, Samuel Fuentes, y Rika Christanto.

El negocio del transporte de mercancías por carretera no es lo más atractivo del mundo. Su objetivo era evitar los viajes "de vacío" de los camiones en sus trayectos de ida y vuelta con una gestión más eficiente de optimización de rutas. Con esto, además del ahorro de tiempo, han evitado la emisión de 728 toneladas de CO2, según sus cifras.

Con esta nueva financiación, la compañía que cuenta con rutas en España, Reino Unido, Francia y Países Bajos tiene la firme intención de expandirse por nuevas geografías y ampliar relaciones comerciales con grandes compañías.

El camión: todo o nada

Perteneciente al sector de la logística y el transporte, Ontruck juega en la liga de las mayores operaciones a tecnológicas en España. Glovo, Cabify o Movo son las que, desde 2018, ocupan los primeros puestos. Ontruck, por su parte, es la sexta tecnológica del sector que más ha atraído la atención de los inversores.

Casi 729 millones de euros para un negocio que, de momento, llama más la atención de los negocios a usuario. Pero que empieza a repuntar en el segmento de empresas, según datos del Observatorio de Startups de Bankinter.

Igualmente, el segmento del transporte de mercancías tuvo su punto álgido entre 2016 y 2017, especialmente con la búsqueda de la automatización de los vehículos. De la mano de Uber, y su larga lista de proyectos de coche autónomo, nacía Otto. Una división que duró hasta 2018, momento en el que decidían tirar la toalla y centrarse solo en coches.

No era una vía rentable para la tecnológica que, emulando el sistema de OnTruck, mantuvo la división de Freight –un sistema de optimización de mercancías–.