TikTok y política
– Jun 12, 2020, 11:00 (CET)

#BlackLivesMatter, Donald Trump y ‘Cayetanos’: cuando TikTok cruzó la barrera de la política

TikTok no se caracteriza por su contenido con tintes políticos, aunque los usuarios están utilizando cada vez más la plataforma para expresar sus opiniones y unirse a movimientos sociales.

Si tuviéramos que hacer una lista de las empresas que han salido beneficiadas y perjudicadas por la crisis del coronavirus, TikTok estaría sin duda en el primer grupo. La red social, ya muy utilizada antes de la pandemia sobre todo por adolescentes, se ha consolidado y ha aumentado su público durante la cuarentena que ha confinado a una gran parte del mundo. Ahora, TikTok ha llegado a las 2.000 millones de descargas y cuenta con 500 millones de usuarios activos. En un momento en el que no podíamos salir de casa, las coreografías, los doblajes y los vídeos humorísticos se han convertido en una actividad de ocio y en una manera de sobrellevar mejor una crisis sin precedentes. Pero la aplicación se ha convertido en algo más que eso y ha pasado de ser simplemente una plataforma con contenido superficial a mensajes con un trasfondo político.

El movimiento #BlackLivesMatter ha sido el movimiento social que faltaba para confirmar el fenómeno político de TikTok. El hashtag ha tenido más de 2.000 millones de visitas en la primera semana de junio y ha servido para visibilizar las protestas después del asesinato de George Floyd, un hombre negro y desarmado, a manos de un policía blanco. Las reivindicaciones, sin embargo, no han dejado de lado la esencia de la red social.

En muchos vídeos, la mezcla de las canciones This Is America, de Childish Gambino, y Congratulations, de Post Malone, se ha convertido en un homenaje al movimiento. Mensajes en honor a Floyd, imágenes de las protestas alrededor del mundo y hasta debates a dos. Los usuarios de TikTok están utilizando la misma capacidad de invención para imitar un baile al ritmo de Drake que para denunciar las conductas racistas.

Hacer política, pero sin políticos detrás

Sin embargo, las reivindicaciones políticas llegaron antes del asesinato de Floyd, sobre todo en Estados Unidos. El país está a las puertas de las elecciones presidenciales de noviembre, en las que se decidirá si Donald Trump continúa siendo presidente o Joe Biden ocupará su puesto los próximos 4 años. En febrero, el hashtag #Trump2020 atrajo más de 1.000 millones de visitas. Estos últimos meses, a pesar de que el coronavirus ha frenado la campaña electoral, Trump no ha dejado de lado sus objetivos, que no han estado exentos de polémica por la gestión y sus opiniones sobre la pandemia. A los usuarios de TikTok, sin duda, no les ha dejado indiferentes.

Las inquietudes políticas también han creado un sentimiento de comunidad para algunos usuarios de TikTok. Es el caso, por ejemplo, de Conservative Hype House, un grupo de jóvenes entre 18 y 27 años que se identifica con la ideología republicana y que cuenta con más de 950.000 seguidores. Detrás, según explicó Madisyn Bukoski, una de las integrantes, a Financial Times, no hay ningún partido político. "Somos la página política más grande en TikTok. Queremos provocar una pasión por la política en los jóvenes influyentes", dijo.

@_davidcaraballo_

El fenómeno también ha llegado a España. Durante el último mes tuvieron lugar en Madrid y otras ciudades españolas manifestaciones contra la gestión de la pandemia por parte del Gobierno de Pedro Sánchez. En un momento que provocó la división de muchos españoles, sobre todo después de que muchas marchas se concentraron en barrios de clase alta, las redes se han hecho eco. En TikTok, este descontento ha llegado con retos virales como el "tag del Cayetano", la etiqueta con la que los jóvenes responden a diez preguntas que supuestamente definen su inclinación ideológica. Preguntas como si llevan la bandera de España, si estudian en un colegio privado o si votarían a un partido de derechas.

En TikTok no todo es color de rosa

El poder que TikTok puede tener en la esfera política todavía es difícil de determinar aunque su influencia, sobre todo en adolescentes, es obvia. En este contexto, algunos expertos apuntan a que esta plataforma puede no ser la idónea para objetivos más allá de vídeos con coreografías y chistes. A pesar de que el movimiento #BlackLivesMatter ha tenido mucha relevancia en la red social, fue esta misma la que estuvo envuelta en una polémica por estar acusada de censurar contenido de personas que no siguieran un estereotipo de belleza específico.

Según un artículo de The Intercept, la plataforma habría desarrollado un algoritmo para desvirtuar los vídeos de personas que tuvieron una forma corporal "anormal, barriga cervecera, obesidad" o que tuvieran "rasgos faciales feos o deformidades", así como el de quienes grabasen sus vídeos en un entorno "ruinoso o feo".

TikTok prohibió el año pasado los anuncios electorales en la plataforma, aunque la política sigue estando presente en la app. Los jóvenes están moldeando el discurso político y, por ahora, no hay indicios de que organizaciones o partidos estén detrás de este tipo de contenido. En este contexto, estos vídeos están creando una nueva forma de interactuar con la política.

Políticos, TikTok es la clave

Mientras que en Twitter el objetivo es tener contacto con los líderes, en TikTok este no es el objetivo. Los usuarios no plantean preguntas que esperan que sean respondidas, en la mayoría de los casos los mensajes ni siquiera van dirigidos a un partido o político específico. Para ellos, el objetivo es expresarse a través de los chistes, la música, lip sync y los bailes.

Las instituciones políticas no están invitadas a responder a este tipo de contenido, al menos no es lo que se espera de ellas. Pero, a la larga, TikTok, al igual que otras redes sociales como Twitter, Facebook o Instagram, formará parte de la estrategia de comunicación de los líderes políticos. Varios estudios han arrojado que los políticos que tienen presencia en redes tienen una mejor valoración por parte de los jóvenes. Y es indudable que, si alguien quiere empatizar con adolescentes en la actualidad, TikTok es una herramienta indispensable.

Todavía es pronto para saber el impacto real que puede tener la plataforma en la opinión pública y en la política, aunque la situación actual depara un futuro prometedor a la red social como generador de opiniones. A pesar de que el entretenimiento sigue siendo la apuesta de la plataforma -por el momento muy fructífera- algunos usuarios jóvenes están llevando este objetivo más allá y lo están mezclando con mensajes cargados de trasfondo político.

Llegarán movimientos igual de intensos que #BlackLivesMatter, las elecciones estadounidenses están a la vuelta de la esquina y la política seguirá marcando nuestras vidas. Y, por lo que parece, TikTok estará ahí para cantarlo, bailarlo y discutirlo.