Mientras los científicos se dejan la piel buscando soluciones para la pandemia del coronavirus que asola el planeta, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump ha hecho varias sugerencias a la comunidad científica como que se use "una inyección" de "desinfectante" o que se apliquen "rayos UVA" en el cuerpo para deshacerse del coronavirus, según recoge El País.

Durante una rueda de prensa que se celebró ayer en la Casa Blanca, el director de la División de Tecnología y Ciencia del Departamento de Seguridad Nacional, Bill Bryan, estuvo explicando las medidas para evitar la propagación del coronavirus, en la que señaló, entre otras cosas, que el virus "muere rápido" cuando está expuesto a la luz solar.

Trump, después de esta exposición, decidió plantear en la rueda de prensa una serie de soluciones que han sido duramente criticadas por los científicos por "inadecuadas" e irresponsables. Pero, ¿qué es exactamente lo que ha dicho?

“Veo que el desinfectante lo noquea en un minuto, en un minuto. ¿Hay alguna manera de que podamos hacer algo como una inyección? Como pueden ver, llega a los pulmones, por lo que sería interesante comprobar eso”, afirmó Trump. Sobre la luz ultravioleta también dijo que podríamos exponer "al cuerpo a una tremenda cantidad de luz, ya sea ultravioleta o solo luz muy potente". "Creo que ha dicho usted que eso no se ha comprobado", comentó dirigiéndose a Bryan.

“Esta noción de inyectar o ingerir cualquier tipo de producto de limpieza en el cuerpo es irresponsable y es peligrosa”, aseguró el neumólogo Vin Gupta, en declaraciones a NBC News. “Es un método habitual para las personas que quieren matarse”, afirmó.

No sería la primera vez que un comentario del presidente de Estados Unidos llegara de forma equivocada a las personas y estas terminaran creyéndose que esa es la solución para acabar con el coronavirus. De hecho, hace apenas un mes se habló sobre la posibilidad de que la cloroquina fuese un medicamento adecuado para la COVID-19, así que Trump animó a los estadounidenses a hacerse con el medicamento. Una pareja de sexagenarios de Arizona no encontró el medicamento y buscó entre lo que tenían por casa, así que decidieron usar un líquido para la desinfección de acuarios. Él terminó muriendo, ella comentó en una entrevista que escuchó tan convencido al presidente que por eso decidieron hacerle caso.

Por ahora no tenemos una vacuna, no tenemos del todo seguro qué medicamentos pueden ayudar a superar la enfermedad causada por el SARS-CoV-2, lo que sí sabemos es qué medidas debemos tomar para evitar el contagio: lavarse las manos con agua y jabón después de salir a la calle, mantener entre uno y dos metros la distancia con otras personas al ir a comprar y, por el momento, mantenerse aislados en caso de vivir en España u otros países con medidas que obligan al confinamiento.