synder cut
– May 26, 2020, 15:23 (CET)

La onda expansiva del ‘Snyder Cut’: cuando los fans consiguen su objetivo

El Snyder Cut ya está aquí —o lo estará en el 2021— y muchas cosas van a cambiaren el Universo extendido de DC y en el mundo del cine de superhéroes. ¿Qué implicaciones tiene este triunfo de la persistencia e insistencia de los fans? Te contamos desde las líneas que toca en los diferentes argumentos en pantalla, hasta el futuro de la franquicia cinematográfica de la editorial.

Llevó su tiempo, pero los fanáticos —¿o el marketing bien administrado?— lo lograron: el Snyder Cut llega a HBO Max en 2021 y seguramente cambiará más de lo que crees en el Universo cinematográfico extendido de DC.

¿El motivo? La versión del director de La Liga de la Justicia podría tener un impacto tangencial en los argumentos del resto de las películas de DC, además de que el venidero film abre un precedente que podría cambiar de forma sustancial la manera en que un realizador y los estudios se relacionan con el producto final. ¿Todo eso solo por estrenar una película con unas cuantas escenas añadidas?
Te explicamos por qué es mucho más complejo que eso.

Un proceso largo

Para comenzar y a pesar de la campaña de casi dos años de los fans por conseguir que la versión alternativa viera la luz, se trata de una situación anómala que aunque ya ha ocurrido varias veces, nunca a través de las especiales condiciones de la Liga de la Justicia.

Si bien Superman II, El Exorcista: The Beginning y su precuela Dominion y por supuesto, Blade Runner tuvieron su versión editada según su director, lo ocurrido con Snyder incluye un tipo de reclamo del fandom que hace inevitable preguntarse si el peso de las redes y los reclamos de la audiencia serán, de ahora en adelante, un ingrediente a tener en cuenta al momento de tomar decisiones específicas sobre el resultado final de proyecto con una amplia base de fanáticos. Hasta hace menos de dos meses, la insistente petición de los fanáticos se tenía por una causa perdida, hasta que HBO Max decidió dar el paso y cristalizar las inquietudes de los fanáticos.

¿Se trata de una decisión de marketing? ¿Una forma de impulsar la recién llegada plataforma HBO MAX en medio del momento más cruento de la batalla de las plataformas? Aunque es evidente que se trata de una exitosa jugada publicitaria, el Snyder Cut también es el reconocimiento de la influencia del público en la forma en que ahora comprendemos la industria del cine.

Es indudable que HBO MAX se beneficiará del ruido mediático alrededor de la nueva versión de una película que se convirtió en centro de una batalla dialéctica entre los ejecutivos de Warner Bros y Zach Snyder, lo que por supuesto incluyó un debate sobre la libertad artística de los realizadores en las grandes sagas de la cultura pop. De modo que la mera existencia de una versión de La Liga de la Justicia, auspiciada por los fanáticos y contraviniendo las intenciones iniciales del estudio, es un nuevo escaño en la forma de asimilar al cine como producto de masas.

Snyder Cut: el dilema de los reshoots

Otra de las inmediatas consecuencias del Snyder Cut será sin duda que los estudios se pensarán dos veces antes de llevar a cabo reshoots que puedan cambiar significativamente la visión de un realizador sobre el producto cinematográfico, lo cual podría traducirse como un nuevo tipo de poder y libertad creativa para los directores. En su momento más crítico, la presión de los estudios y ejecutivos, podían provocar cambios radicales en la propuesta final a proyectarse en pantalla, lo que sin duda involucraba una batalla de ideas en las que el director y su equipo tenían todas las de perder.

Uno de los ejemplos más claros de lo anterior —además, por supuesto, de la Liga de la Justicia— es el resultado de Suicide Squad de David Ayer. Considerada uno de los más sonoros fracasos de crítica de DC y que simboliza una singular paradoja financiera. A pesar de su éxito en taquilla —más de 700 millones en recaudación mundial— los costes añadidos de los reshoots, así como campañas publicitarias para reforzar su papel como “éxito del verano” disminuyeron su potencial de ganancia en bruto a lo mínimo. Lo que demostró que, no obstante, la capacidad de la franquicia para la recaudación podía también poner en dificultades a los estudio en su intento por recuperar ganancias en bruto.

Todo lo anterior parece haber tenido su peso sobre la decisión final de estrenar la versión de La Liga de la Justicia tal y como Snyder la imaginó. Se trata además de un recorrido interesante sobre las posibilidades de las plataformas online para brindar espacio, no solo a las versiones alternativas de éxitos taquilleros, sino convertirlas en algo más que en una curiosidad para coleccionista. Para bien o para mal, el Snyder Cut será todo un evento que con toda seguridad marcará un antes y un después en la forma en que el cine y las implicaciones del público, el escenario económico y las plataformas por suscripción streaming se relacionan entre sí.

Infinitos vínculos, infinitos mundos

Collider/Warner

Pero además del ámbito de la publicidad, las relaciones financieras y el inevitable enfrentamiento entre estudios y la libertad creativa del director de turno, el llamado Snyder Cut también influirá a futuro en algunas de las principales películas en la agenda de estrenos del Universo extendido de DC. Sobre todo en la forma en que se plantean algunas de sus líneas argumentales.

Suicide Squad, de David Ayer

James Gunn acaba de completar la producción de lo que parece ser un reinicio o una secuela independiente de la película de Ayer. Antes del Snyder Cut las cosas parecían claras. El director crearía un universo para los villanos más carismáticos de la casa editorial con una nueva perspectiva, y sobre todo una visión transgresora que a Ayer no se lo permitió.

Si a eso sumamos la estética y la versión de Harley Quinn en Birds of Prey (al parecer emparentada de manera directa con el reinicio de Suicide Squad) es probable que, hasta ahora, la película de Gunn fuera un recorrido por completo novedoso sobre una película que continúa siendo un pequeño gran problema al momento de evaluar el éxito — o el fracaso — del Universo cinematográfico de DC.

Pero con la llegada del Snyder Cut las cosas pueden cambiar, en especial ahora que un coro de voces fanáticas piden que Ayer también incluya en la plataforma su versión sobre la película que dirigió. Centro de debate y polémica después de ser modificada sustancialmente a través de sucesivos reshoots y una agresiva edición que según Ayer destruyeron por completo su idea original.

Si el Snyder Cut se convierte en el éxito que HBOMAX espera — y a juzgar por las expectativas de los fans lo será — es más que probable que Ayer tenga la oportunidad de también mostrar a Suicide Squad tal y como la imaginó. Lo que quizás sería una piedra en el ala de la versión de Gunn, que llegaría a las salas de cine en agosto próximo.

¿Hay la posibilidad que ambas versiones se estrenen en fechas cercanas y puedan competir entre sí por la preferencia del público? Después del Snyder Cut, todo puede ocurrir.

The Batman, de Matthew Reeves

ns

La Liga de la Justicia terminó por sepultar al Batman de Ben Affleck, a pesar que todos le consideraron una versión digna y quizás de las pocas cosas rescatables en una película llena de despropósitos.

El actor abandonó el papel y permitió que la posibilidad que un reboot de la franquicia fuera posible de la mano del director Mathew Reeves y con Robert Pattinson detrás de la máscara del hombre murciélago. Hasta ahora, todo parecía apuntar que el trío de películas El Hombre de Acero, Batman vs. Superman y Liga de la Justicia quedarían atrás en medio de un aire renovador que llevaría — o intentaría hacerlo — al Universo DC a una nueva dimensión cinematográfica.

Pero si el Snyder Cut se convierte en un éxito resonante, el Batman de Affleck podría cobrar una renovada importancia y eso le enfrentaría a la figura del Batman de Pattinson que habita una línea temporal por completo distinta. Y tiene incluso una estética muy alejada a la de Reeves, o al menos a lo que han mostrado las primeras imágenes de la película aún en producción.

¿Podría afectar el Snyder Cut el renacer de Batman en la pantalla grande? No es improbable que una vez visto el resultado de la versión Snyder, la mayoría de los fans tomen partido por la versión lúgubre, casi militar y pesimista que La Liga de la Justicia mostró en pantalla.

Flash y el tiempo fractal

Uno de los puntos más criticados de La Liga de la Justicia fue la personalidad de Flash, lo que al parecer estuvo a punto de comprometer la posible película en solitario protagonizada por Ezra Miller.

No obstante, el personaje y la posible versión cinematográfica de su historia tomaron nueva relevancia después del cameo de Miller en el crossover Crisis On Infinite Earths de CW. Lo que dejó claro que es probable que los rumores que apuntan a que el argumento del film sea el del Flashpoint no solo sean ciertos, sino que necesiten al Snyder Cut para sostenerse en pantalla. Ya el mismo Snyder había comentado que en su versión de la película se había asegurado de dejar clara las habilidades de Barry para viajar en el tiempo, y que de hecho en la versión final el papel de la habilidad era más que necesario. Todo lo anterior pudiera hacerse más notorio una vez que HBOMAX estrene el Snyder Cut el año entrante.

Cual sea el resultado del Snyder Cut es evidente que marcará una ruptura en la forma de comprender el cine como fenómeno de masas, además del impacto que hará que las cosas en el cine de grandes masas sea por completo distinto. ¿Estamos al comienzo de una nueva era para el blockbuster? Solo queda esperar al 2021.