La expansión del coronavirus (COVID-19) por todo el mundo ha llevado a muchos empleados y empresas a adoptar el trabajo remoto como vía para seguir desarrollando sus operaciones. Esto ha beneficiado notablemente a herramientas digitales como Zoom, que ha experimentado un crecimiento muy significativo entre los meses de diciembre y abril, pasando de unos 10 millones de usuarios activos diarios a más de 300 millones, según Eric S. Yuan, CEO de la compañía.

Esta herramienta, que ahora rivaliza con las propuestas de compañías más asentadas como Skype, Google Meet o incluso Slack, cuenta con un amplio número de características interesantes, entre las que se incluye la posibilidad de participar en una reunión sin instalar aplicaciones o registrarse en el servicio. Sin embargo, la más llamativa de todas probablemente sea la posibilidad de cambiar el fondo de una videollamada, como si un croma se ubicase tras cada sujeto que participa en la reunión.

La función se ha vuelto tan popular durante las últimas semanas que incluso Pixar, el estudio de animación propiedad de The Walt Disney Company, ha publicado a través de su perfil oficial en Twitter una serie de fondos inspirados en sus películas más famosas. Entre ellas se incluyen Toy Story, Up!, Inside Out (Del Revés), Buscando a Nemo y Cars.

Fox, detrás de series como Los Simpson y Padre de Familia, entre otros, también ha publicado una breve colección de fondos pensados para Zoom. Y lo mismo ha hecho NBC con la popular serie estadounidense Parks and Recreation.

Aunque ha sido Zoom quien ha popularizado este tipo de fondos virtuales durante las videoconferencias, su herramienta no es la única que actualmente ofrece esta posibilidad. Durante las últimas semanas, Microsoft también la ha implementado tanto en Skype como en Teams, dos de sus herramientas más populares para el teletrabajo. Estas son usadas por millones de empleados, corporaciones y personas individuales cada día tanto para trabajar en remoto como para estar más cerca de sus seres queridos durante el confinamiento derivado del coronavirus (COVID-19).