Además de Spotify o Google, el pasado martes tuvo lugar la presentación de resultados trimestrales por parte de Samsung. Si bien en tres primeros meses de 2020 no encajan todavía el impacto de la crisis del coronavirus, el gigante tecnológico surcoreano sí que espera que este se haga patente a lo largo de los rendimientos de 2020. No obstante, entre el mar de incertidumbre hay dos productos que se mantienen sobre la hoja de ruta, el próximo Galaxy Note y el Galaxy Fold 2.

Para ambos dispositivos Samsung apunta a una ventana que era ya esperable, si bien se mantiene amplia, en la segunda mitad del año. Y es que para un Galaxy Note que suele presentarse durante el mes de agosto, todavía queda amplio margen para el retraso. Muchos años esta presentación ha coincidido con la feria de electrónica de consumo IFA, que tiene lugar en Berlín, y que fue también recientemente cancelada y puesta a la espera de un nuevo "concepto innovador" sobre la que poder seguirse celebrando, probablemente de manera digital.

Galaxy Fold 2 y Note 20, en la ruta

Es desde los medios coreanos como la edición de ZDNet para dicho mercado, vía SamMobile, que nos encontramos con una de las declaraciones del coloso, que afirma que está "preparando modelos Galaxy Note nuevos y plegables para su lanzamiento en la segunda mitad del año, y presentaremos productos más competitivos".

El heredero del Galaxy Fold original sería un plegable en una línea paralela al Galaxy Z Flip presentado junto a los Galaxy S20 el pasado febrero. Con él, Samsung recuperaría el formato original de gran pantalla, y además mantendría un precio más reducido que la primera versión. Una de las herramientas para hacerlo sería llegar con una memoria base más reducida, lo cual, siendo uno de los componentes de hardware más costosos en los dispositivos electrónicos, reduciría su precio sensiblemente al pasar de los 512 GB a unos más modestos pero todavía más que suficientes 256 GB.

Render del Galaxy Fold 2 según filtraciones
Imagen original: Ben Geskin

En la misma línea, también recientemente conocíamos que el sucesor del Galaxy Fold podría llegar con una pantalla principal todavía mayor, que podría extenderse desde las 7,3 a las 7,7 pulgadas de diagonal, eliminando asimismo el gran notch en una de sus esquinas a favor de una ya más extendida cámara frontal perforada en el panel. Asimismo, y de acuerdo a las últimas filtraciones, la pantalla externa crecería en tamaño, pasando a una cámara frontal que sería ahora también perforada en su centro de forma similar a sus últimos móviles, incluyendo soporte a stylus como en los Galaxy Note.

En lo que respecta a su rendimiento como productor de electrónica, y más allá del ensamblaje de smartphones, Samsung apunta hacia el segundo trimestre de 2020 con incertidumbre, pues si bien los efectos de la crisis del coronavirus todavía nos han hecho notar. Tras el cierre de puntos de venta y las interrupciones logísticas, "parece que la economía real tardará un tiempo en recuperarse, y las ganancias del segundo trimestre son difíciles de predecir", apuntaba un representante.