El recién llegado a España, Disney Plus sigue sorprendiendo. No sólo por la variedad y extensión de su catálogo, sino también por incluir varias de las películas más desconcertantes que la factoría ha llevado a la pantalla grande y chica durante las últimas décadas. Hagamos una selección de lo más extraño que puedes encontrar en el canal ahora mismo:

The Adventures of Bullwhip Griffin (1967)

Esta producción sobre un grupo de huérfanos y un barbero que se convierten en leyendas en la frontera de Estados Unidos. Es una de las joyas desconocidas que encontrarás en un catálogo especialmente extenso. Con canciones escritas por los imparables Robert y Richard Sherman (autores del score de Marry Poppins hasta canciones icónicas de parques temáticos como One Little Spark y It’s a Small World) además tiene un elenco de lujo: Roddy McDowell, Suzanne Pleshette y Karl Malden. Dirigida por James Neilson, es una extrañísima combinación de un musical, tragedia, drama, humor, todo mezclado con singulares escenarios que parece flotar alrededor de los personajes. Si quieres pasar un rato sorprendiéndote — y desconcertándote — por una película en que nada es lo que parece, esta es tu opción.

Casi ángeles (1962)

Este seudo documental acerca de la vida de los integrantes del Vienna Boys Choir. Estos toman la extraña decisión de pedir a los miembros del coro que se interpretan a sí mismos, pero con otros nombres y ficcionando su vida de una forma u otra. El resultado es una mezcla sin sentido de canciones, malas actuaciones y también algunos momentos memorables como varias de las melodías entrañables de la institución, en un ambiente doméstico y sin evidente preparación. Solo que le recomendamos si estás preparado para ver una rareza que por momentos te dejará sin saber qué pensar.

Bad Hair Day (2015)

Disney ha creado su propio género de película muy mala basadas en disparatadas ideas originales, que casi siempre terminan en los archivos de su canal televisivo.

Pero en esta ocasión, su plataforma streaming también se ocupado de recopilar algunas de las propuestas más delirantes: la película que sigue a una adolescente de cabellos en punta que se asocia a un detective en busca de un collar luminoso. Es seguramente de las historias más hilarantes, absurdas y sin sentido que encontrarás en el catálogo de Disney Plus. Si lo tuyo son las verdaderas locuras cinematográficas, esta debe estar en tu lista.

  • Ver [**Bad Hair DayThe Barefoot Executive (1971)

Se dice que el período inmediatamente posterior a la muerte de Walt Disney y entre el nombramiento oficial de Michael Eisner y Frank Wells como jefes de la compañía (casi dos décadas después), es un espacio en blanco en cuanto creatividad y calidad en las producciones del estudio del Ratón Mickey.

Y esta comedia de artilugios es quizás lo más raro que encontrarás en el catálogo y que representa de manera fidedigna una época en que parece que las ideas brillaban por su ausencia. ¿Algo divertido? Un jovencísimo Kurt Russell en franca conversación como un chimpancé.

The Castaway Cowboy (1974)

Este intragable argumento que incluye a un vaquero que termina en Hawai educando a los isleños sobre cómo cultivar su propia tierra, otro de los momentos más bajos de Disney y que demostró lo desconectado que estaba el estudio de lo que estaba sucediendo a su alrededor en Hollywood.

Para cuando se estrenó con una mínima taquilla y todo tipo de críticas fue evidente que la herencia de Walt Disney peligraba y que se necesitaba con urgencia una nueva dirección creativa.

Fuzzbucket (1986)

Fuzzbucket, que se emitió como parte de la película The Disney Sunday Movie de Michael Eisner, fue considerada por mucho tiempo una mala copia ET de Spielberg y de hecho, lo es.

Hay un niño, una criatura extraña, una persecución, momentos dolorosos y otros definitivamente conmovedores. Pero, como cabría suponer, la combinación en las manos equivocadas provocó un despropósito que aún continúa sorprendiendo por su mala calidad.

The Ghosts of Buxley Hall (1980)

Otro experimento fallido de Disney en pleno desastre creativo y en busca de nuevas ideas. Con su aire retrógrado y artificial, la película es una combinación de una comedia de ocasiones, algo de trama sobrenatural y como no podía faltar, algún tipo de ideas reivindicativa. La fórmula tiene como resultado un extraño trayecto entre una película que te sorprende por su íntima calidad, pero sobre todo su estrafalario punto de vista sobre la mujer, los fantasmas y cualquier otro elemento relacionado con su demencial guion.

Greyfriars Bobby (1961)

Esta supuesta historia real es una combinación poco afortunada entre las grandes películas de animales humanizados de la Factoría Disney y una historia lacrimógena que no termina por convencer con su extraña carga de artificial drama. Al final, hay un perro penalizado por no tener documentación en regla (esto va completamente en serio) y muchas lágrimas artificiales que terminan por colmar la paciencia del hipotético televidente.