YouTube se suman a los esfuerzos requeridos por las autoridades europeas para paliar el impacto del coronavirus (COVID-19) en las infraestructuras de todo el conglomerado económico de la Unión. Después de que Netflix anunciase que iba a efectuar una bajada el bitrate de la plataforma, ahora es la firma dependiente de Google quien comunica lo propio.

"Nos comprometemos a cambiar temporalmente todo el tráfico en la UE a la definición estándar de forma predeterminada", ha asegurado un portavoz de la compañía a Reuters. De esta manera, la compañía se asegura que la transmisión de datos es menor, reduciendo el tráfico y no saturando unas redes que durante estos días se someten a una prueba de estrés en tiempo real producida por el confinamiento de millones de personas en sus hogares.

La medida, según aseguran desde el citado medio, fue aprobada de manera preventiva tras conversaciones entre los responsables de la Unión Europea Sundar Pichai y Susan Wojcicki, máximos dirigentes de Alphabet y YouTube, respectivamente.

La industria tecnológica, a prueba por el COVID-19

La rápida expansión de la pandemia del COVID-19 a lo largo del mundo está poniendo a prueba la capacidad de respuesta de las empresas ante los retos que plantea, resultado en problemas para muchas de ellas. Apple, por ejemplo, ha comenzado a limitar la cantidad de productos que cada consumidor puede adquirir debido al descenso en los niveles de producción de los mismos, mientras que Tesla se ha visto también obligada a cerrar su fábrica de Fremont, California.

Paralelamente, esta sobrecarga en la infraestructura europea mantiene en jaque la capacidad de los operadores de telecomunicaciones, así como el de las páginas web y servicios de entidades públicas. En este último caso, las plataformas de Educación de las diferentes comunidades autónomas también están experimentando ciertos problemas para mantenerse estables ante el aumento de tráfico que supone tener a millones de estudiantes accediendo a ellas desde sus hogares.

👇 Más en Hipertextual